Skip links

Tejido prostático en teratoma quístico maduro del ovario

El teratoma quístico maduro del ovario es un tumor quístico compuesto por tejidos bien diferenciados, derivados de las tres capas germinativas; es un tumor benigno de células germinales más frecuente en mujeres en edad reproductiva. Son unilaterales. Posee un patrón cromosómico 46 XX y surge por partenogénesis de una célula ovárica germinal única en la meiosis. Tiene una gran variedad de tejidos maduros con características particulares. Una gran diversidad microscópica y contrapartes malignas, es sorprendente el hallazgo de tejido prostático en ausencia de un cromosoma Y, que diferencia la sexualidad.

CASO CLÍNICO

Mujer de 56 años, con fenotipo femenino, sin virilización ni endocrinopatías, multípara de un  hijo por parto normal, que consultó por prolapso genital leve. Se le detecta por ultrasonido lesión ovárica izquierda de 2 cm de diámetro con áreas ecogénicas en su interior. Se le realiza histerectomía y anexectomía bilateral con evolución postoperatoria sastifactoria.

Preparación de la muestra

Se fija la muestra en formalina neutra tamponada al 10%., se incluyen en parafina para el procesamiento histológico y fueron teñidas con hematoxilina –eosina (H-E).Las inmunotinciones se hicieron con la técnica de complejo avidin-biotina; antígeno prostático específico (PSA, clon ER-PR8+PA05, 1:100, Neomarkers), fosfatasa ácida prostática (PAP, policlonal, 1:100, Neomarkers), citoqueratina 34 BE12(CK34be12, 1:50, BioSB) y citoqueratina 7 (CK7, clon OV-TL, 75,Dako).Como cromógeno se utilizó diame-nobenzidina. Los núcleos se contrastaron con hematofilina.

Se revisó publicaciones en inglés y español, Medline en revistas especializadas de patología, oncología y ginecología.

Resultados

En útero y anexo derecho no se identificaron lesiones. En ovario izquierdo de 2.5 cm, incluía lesión sólido-quística unilocular de 2 cms, rellena por material mucoideo, blanquecino. Histológicamente incluye tejido fibroconectivo, muscular liso, óseo, adiposo, glándulas de tipo salival y epitelio respiratorio. Un nódulo bien delimitado, no encapsulado de 5mm, con prominencia hacia el lumen, constituido por glándulas separadas por estroma fibromuscular liso, con patrón lobular, con acinos de tipo prostático de tamaño mediano, revestido por células cubicas y cilíndricas de citoplasma pálido, con células basales ocasionales. En la vecindad se identificó revestimiento urotelial y estructuras que recordaban el seno urogenital. No se encontró tejido testicular.  Los marcadores inmunohistoquimicos específicos para tejido prostático (PSA y PAP), reaccionaron positivamente en las glándulas prostáticas, Las citoqueratinas reaccionaron en epitelio glandular prostático a nivel basal (mioepitelio), La CK 7 resultó positiva en urotelio  y la CK 34Be 12 reaccionó en las células uroteliales basales.

Discusión

El tejido prostático en un teratoma quístico maduro de ovario es poco frecuente, aunque se han encontrado glándulas prostáticas hasta el 12% de los teratomas ováricos. La mayoría de ellos se descubren en mujeres de edad fértil (35-rango de 15-73 años), como hallazgo en el estudio de dolor o masa pélvica. Frecuente en teratomas que afectaban al ovario izquierdo, de 7.3 cms y 153 gramos. El tamaño promedio de los focos glandulares prostáticos publicados es de 1.2cm y en el cual algunos autores incluso han  reportado neoplasia in situ y adenocarcinoma invasor.

La tinción Inmunohistoquimica mostró en las glándulas prostáticas de éste caso reacción intensa y uniforme en todo epitelio glandular, para PSA y PAP. Se sabe que el desarrollo prostático es dependiente de la dehidrotestosterona,  secretada dentro del seno urogenital. Hay tres teorías para explicar el desarrollo de tejido masculino como la próstata en un teratoma ovárico. La primera, es que el tejido prostático en teratomas, surge de remanentes embrionarios de brotes endodérmicos del seno urogenital estimulados por andrógenos locales producidos por células luteinizadas vecinas al teratoma.  La segunda  explica cambios metaplasicos estimulados por microambiente androgénico en tejidos como el ovario, cuello uterino y vagina que provienen del mesonefros. Una tercera teoría explica, la génesis de tejido prostático en una neoplasia de cariotipo 46XXX, surge por un fenómeno llamado impresión genómica especifica tisular, en la cual la expresión especifica tisular de cada par de alelos o cromosomas homólogos está gobernada por el sexo del progenitor que transmite esa región del genoma y se expresaría en un tumor generado por partenogénesis, como el teratoma, donde se inactivarían los genes paternos.

Conclusiones

En resumen, la presencia de tejido prostático en teratomas ováricos es un hallazgo interesante e infrecuente, aunque clínicamente poco relevante excepto cuando de manera excepcional se asocia a una neoplasia intraepitelial o adenocarcinoma prostático.

Comentarios

Este artículo describe un caso de paciente femenina en donde se encuentra tejido masculino en una neoplasia benigna quística de ovario, es poco frecuente tal vez subdiagnosticado y poco mencionado en la literatura, aunque algunos autores lo reportan en un 12% de los teratomas de ovario. Dos teorías mencionan el estímulo androgénico de remanentes embrionarios urogenitales y mesonefricos, y otra por impresión genómica, un tumor generado por partenogénesis como el teratoma donde no se inactivan los genes paternos.

La importancia como médico ultrasonografista es que ante una masa tumoral quística de ovario con áreas ecogénicas en su interior, hay que pensar en teratoma, y ante la confirmación anatomopatologico, no dejar de reportarla, ya que al parecer éstos casos son poco mencionados en la literatura existente.

Artículo escrito por el Dr. Francisco Velázquez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?