Skip links

Terapia con células madre en cirrosis

La cirrosis es un proceso difuso caracterizado por fibrosis y conversión  de la estructura normal del hígado el nódulos estructuralmente anormales.

Este artículo es una revisión de la literatura sobre células madre como terapia para cirrosis hepática.  Se establece el transplante de táctico como único tratamiento curativo de Cirrosis. Tiene la principal limitación de escasez de donantes, y otras como altos costos en que incurre en los pacientes trasplantados,  necesidad de terapia inmunosupresora de por vida, entre otras.

Limitaciones de la autorregeneración del hígado:

  1. Gran pérdida de masa celular por daño hepático crónico.
  2. Inhibición de la replicación.

Los mecanismos de regeneración hepática no suplen las células lesionadas y ocurre formación de tejido fibroso para compensar.

Células madre –>   Herramienta potencial para el tratamiento de cualquier enfermedad por regeneración de tejido a través de procedimientos poco invasivos y baja tasa de complicaciones.

Las células madre son indiferenciadas, poseen las siguientes características:

  • Capaces de proliferar y auto regenerarse.
  • Se pueden auto sostener.
  • Producción de progenies diferenciados y funcionales.
  • Regeneran tejido después de daño.
  • Flexibilidad para elección de estas opciones.

Se clasifican según su origen en: Adultas (potencial para diferenciarse en un tipo de célula pero aun no lo han hecho y son específicas de órgano) y en Embrionarias (pertenecientes a blastocito con capacidad de regeneración infinita y la desventaja de ser tumorogénico).

Las células madre también se clasifican por su capacidad de diferenciación en:

  1. Totipotenciales: generan tejidos embrionarios y extra embrionarios.
  2. Pluripotenciales: generan células de tejido embrionario.
  3. Multipotenciales: se diferencian en un tipo limitado y específico de tejidos, órganos y sistemas.

Hepatocitos adultos

El hígado se compone dos terceras partes por hepatocitos y el resto por células de Kupffer (macrofagos hepáticos) y matriz extracelular.

El hepatocito se divide entre 2000 y 3000 veces para mantener masa hepática con alta capacidad regenerativa.

Factores implicados en la replicación: IL-6, FNT-a, Factor de crecimiento de hepatocitos (HGE), Factor de células madre, antiregulina, IGF-1 y triyodotironina.

Las desventajas de los hepatocitos engloban que son senescentes, tienen una vida media corta, se inhiben por enfermedad del paciente y es difícil mantenerlos vivos y funcionales in vitro.

Hepatoblastos fetales

Pueden preservarse más de 20 meses, tienen capacidad dual de diferenciación, tanto a hepatocitos como a colangiocitos. Son jóvenes y pueden ser manipulados. La principal desventaja es su dilema ético importante.

Células ovales (Células progenitoras hepáticas del adulto)

Su papel es la regeneración del tejido hepático en condiciones de daño crónico, se ubican en el conducto de Hering, son bipotenciales pero solo se activan en ciertas enfermedades. Se han aislado y proliferado con éxito en modelos animales.

Células mesenquimales

Se convierten en hepatocitos como mecanismo fisiológico de reparación, mejoran fibrosis y función hepáticas. Se han diferenciado in vitro e in vivo a hepatocitos, inducen apoptosis de células estrelladas con mucha variabilidad en la capacidad de diferenciación. También plantean cuestiones éticas (las originadas en cordón umbilical).

Células hematopoyeticas

Disminuyen la inflamación, tienen origen en la médula ósea o cordón umbilical, no se diferencian en hepatocitos funcionales.

Todos los estudios publicados en humanos están en Fase 1 (investigaciones sobre la seguridad de la terapia en las que no se espera encontrar ningún beneficio).

  • Lyra: injerto de células madre de médula ósea a 10 pacientes en lista de espera para trasplante hepático. Hubo elevación de la albumina y reducción de la bilirrubina y del INR.
  • Ismail et al: se tomaron 20 pacientes con cirrosis y carcinoma hepatocelular en dos grupos, uno con células madre autólogas y otros placebos. Se les hizo resección quirúrgica y se demostró que los que tuvieron terapia con células madre tuvieron mejores resultados en parámetros de función hepática, mejor condición clínica y no sufrieron complicaciones posoperatorias. En contraste con las de placebo que aumentaron en bilirrubina total y empeoraron condición clínica.

Existen efectos adversos  de esta terapia como dolor en el sitio de punción, nauseas, fiebre y eritema. Cuando se administra factor estimulante de colonias de macrófagos hay esplenomegalia transitoria si ruptura.

In vitro se observó que células ovales y mesenquimales pueden desarrollar transformación maligna tras cultivo prolongado.

Comentario:

A pesar de los increíbles avances científicos y tecnológicos en el estudio de células madre como terapia para enfermedades en el humano, no ha sido posible su aplicación a gran escala por las limitantes morales y religiosas que conllevan. Siendo esto una desventaja porque entonces estamos dejando de estudiar el potencial hasta ahora sólo sospechado de la utilización de células madre y terapias de clonación para beneficio de las personas. Se ha avanzado mucho en los estudios con animales pero aun falta mucho por describir. Pienso que valdría la pena invertir mucho más recursos en este tipo de estudios pues a largo y mediano plazo se verían las ventajas y el ahorro en las terapias actuales para enfermedades incurables como lo es la Cirrosis Hepática.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?