Tumores infrecuentes de vesícula biliar

0AE

Las neoplasias de vesícula biliar son infrecuentes (1% de cánceres en general),5º lugar dentro del aparato digestivo. El adenocarcinoma el más frecuente (90%), máxima incidencia séptima década de la vida. Más frecuente en mujeres (3:1).Hay otros tumores más raros como el cáncer Escamoso, el adenoescamoso, los linfomas malignos y melanomas Primario y Secundario (metástasis).
Entre los factores asociados al cáncer vesicular son la colelitiasis, quistes de colédoco, vesícula en porcelana, unión anormal del conducto biliopancreatico, factores genéticos, los carcinógenos como el azotolueno y las nitrosaminas, los estrógenos y los pólipos adenomatosos. La supervivencia a los 5 años es menos del 5%.Sintomatología inespecífica. Hay que hacer diagnóstico diferencial con la colecistitis aguda, colecistitis xantogranulomatosa. Los linfomas no hodgkin extraganglionares asociados a mucosa tipo Malt invaden las vesículas y las metástasis del melanoma maligno.
Caso clínico:1) Un paciente de 73 años, femenina, ingresa con dos días de cursar con dolor tipo cólico en hipocondrio derecho (HD) de intensidad progresiva, irradiado a la espalda, de característica de vesícula biliar palpable. Signo de Murphy. A la percusión sin pérdida de la matidez hepática, percusión dolorosa en HD y ruidos hidroaereos ausentes. Aparato ventilatorio y cardiovascular sin compromiso. Sus laboratoriales con hematocrito 40 normal, glóbulos blancos elevados con desviación a la izquierda.VSG 40 elevado, glucemia 90mg/dl normal, uremia 24mg/dl normal, bilirrubina total 2.5 elevada, bilirrubina indirecta 1.4mg% elevada, bilirrubina directa:1,1 mg% elevada, fosfatasa alcalina 310 mu/ml elevada, GGT: 143mu/ml elevada. Electrocardiograma normal.
Ecografía: Vesícula biliar con engrosamiento irregular de la pared y múltiples cálculos.
Tomografía Axial computada: vesícula litiasica con pared engrosada de 4.5 mm y bordes irregulares. No hay dilatación del resto de la vía biliar.
Dadas las condiciones del paciente cursando con un cuadro de abdomen agudo, se procede a la a intervención quirúrgica.
Hallazgos: Macroscopia; Vesícula biliar de 7 mm de longitud, serosa congestiva. Al corte cavidad ocupada por litiasis y mucosa verde con aspecto polipoidea. Microscopía: mucosa aplanada y reemplazada por proliferación de linfocitos pequeños, algunos con núcleos irregulares, disponiéndose en patrón pobremente diferenciado.
Caso 2:
Paciente de 76 años masculino, ingresa por dolor tipo cólico en epigastrio e Hipocondrio derecho, intenso, no cede con analgésicos comunes. A la exploración física, apirético, anictérico.Frecuencia cardiaca 72 por latidos por minuto, tensión arterial 120/65 mm hg, frecuencia respiratoria 12 ciclos por minuto, temperatura; 36.5°C.
Abdomen: dolor en hipocondrio derecho, signo de Murphy (+).No se observan hepatomegalia y esplenomegalia. Respiratorio buena entrada bilateral de aire. Aparato cardiovascular; RI y R2 normofonéticos, silencios libres. Melanoma maligno en rodilla derecha.
Laboratoriales: Hematocrito 41% normal, Glóbulos blancos: 12,500/mm3 alto, VSG: 33 mm alto Glucemia 83mg/dl normal, Uremia: 32mg/dl alto, Bilirrubina total: 1.2 leve aumento. Fosfatasa alcalina 75 mU/ml normal. Electrocardiograma normal.
Ecografía: Vesícula biliar con engrosamiento de la pared de 2.5 mm.
Se maneja como un cuadro de abdomen agudo y se interviene con los siguientes hallazgos:
Macroscopia: vesicular biliar de 7cm de longitud serosa congestiva. Al corte se observa un nódulo negro de 2cms de diámetro y en la mucosa un pólipo de 1 cms de color negro.
Microscopia; mucosa vesical alterada por la presencia de células epiteliales atípicas, con macro y anisocariosis, núcleos prominentes y presencia de pigmento melánico.Estas células infiltran toda la pared hasta serosa.
Se utilizó técnicas de inmunomarcación.
COMENTARIO:
Como señala éste artículo, la neoplasia de vesícula es poco frecuente. La mayor parte son adenocarcinomas asociadas a colelitiasis .Su sintomatología es inespecífica y tardía, lo que hace que invadan a otros órganos adyacentes. La supervivencia es baja de menos de 5% a 5 años .En éstos casos se detectaron por estudios anatomopatologico, un linfoma de bajo grado, de células pequeñas con patrón folicular asociado a mucosas(MALT); y el otro una metástasis de un melanoma.
En éstos casos su diagnóstico fue tardío y por estudios anatomopatologico, y en etapa avanzada. Lo que nos enseña estos casos es que ante un cuadro de abdomen agudo , en personas mayores de 70 años, hay que tener en cuenta ésta patología poco frecuente, pero que está presente en la vesícula, ya sea por carga genética o por factores externos como la colelitiasis que es la asociación más frecuentes con adenocarcinoma o bien por sustancias toxicas que se van acumulando en dicho órgano al transcurso de los años.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*