Skip links

Ultrasonido en el embarazo

Paciente de 23 años de edad, que cursa con 18 semanas de gestación, con antecedente de ingesta y administración vía vaginal de misoprostol, debido a que decide terminar con su embarazo, posteriormente refiere presentar contracciones uterinas de moderada intensidad sin sangrado ni pérdida de líquido.  Antecedentes ginecoobstétricos: -G1, P0, A0, C0.  Última fecha de menstruación: 27/12/2010.       Posteriormente a las 18 semanas de gestación se realiza un segundo ultrasonido de control donde los hallazgos fueron: Embarazo de 18 semanas y 2 días por última fecha de menstruación.  Producto único vivo con latido cardíaco fetal de 141 por minuto.  Membrana que cruza el saco amniótico y se adhiere a las partes fetales.  Ausencia de bóveda craneana. Salida de asas intestinales que flotan libremente en el líquido amniótico sin membrana circundante.

El mismo día de haberse realizado el estudio ultrasonográfico, la paciente decide terminar con la gestación. Se realiza dilatación cervical con misoprostol para la evacuación del producto, donde a los 3 días el cuello dilata completamente y el producto es evacuado en su totalidad. Posterior a la evacuación se observa al feto por partes, por lo cual no se logran distinguir estructuras anatómicas u otro tipo de defectos. La paciente decide no enviar los restos del producto para ser analizados por patología. Por lo cual se concluye el seguimiento del caso clínico y se da de alta a la paciente

Se realiza un análisis sobre los hallazgos ultrasonográficos encontrados y se llega a diagnóstico de Síndrome de bandas amnióticas, el cual se caracteriza por la presencia de cintas de amnios, únicas o múltiples, presentes en el interior de la cavidad amniótica, que comprimen las partes fetales, causando malformaciones por amputación o constricción. La incidencia varía entre 1 en 1 200 a 1 en 15 mil recién nacidos vivos, pudiendo culminar 178 en 10 mil en aborto espontáneo.

Diagnóstico clínico: Anillo de constricción simple; anillo de constricción con deformidad distal, con o sin linfedema; fusión de partes distales; amputaciones digitales congénitas, y seudosindactilia.

Diagnóstico ultrasonográfico: Las bandas amnióticas se ven como líneas flotando en el líquido amniótico y conectados del amnios al cuerpo fetal, resultando en deformación y/o restricción del movimiento.

Diagnóstico diferencial: Pliegues amnióticos; sinequias intrauterinas; síndrome del “bebé Michelin”, que presenta numerosos anillos de constricción simétricos en cuello, antebrazos y piernas; síndrome de Adams-Oliver, con ausencia distal de piernas, dedos de las manos y lesiones en el cuero cabelludo.

Tratamiento: Es sintomático e individualizado. Lisis fetoscópica de bandas amnióticas para liberar las partes afectadas. Tratamiento posnatal depende del tipo de lesión. En extremidades inferiores, se requiere de tratamiento cuando la constricción es profunda e interfiere con la circulación o drenaje linfático. En casos extremos es necesario amputar la extremidad

COMENTARIO :

A través del ultrasonido se puede lograr diagnosticar patologías de gran importancia clínica, y así de ese modo prevenir o tomar acciones de manera temprana para evitar así mayor complicaciones en el producto. Como lo fue en este reporte de caso que de no ser por el ultrasonido no se podría diagnosticar y así tomar medidas o decisiones  para llevar o no a término el producto o feto como en este caso no era viable.

Artículo escrito por el Dr Julio Cesar Camacho Luis                                                                                             I

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?