Ultrasonidos de alta intensidad focalizados (hifu) para el tratamiento local del cáncer de próstata

El atractivo del HIFU (High in- tensity focused ultradound) robotizado se basa ampliamente en la naturaleza no invasiva, extremadamente precisa de este tratamiento robótico de alta tecnología, así como su carácter limpio, sin radiación, quirúrgico y sin embargo sin sangrado.

Hoy, en urología oncológica, el HIFU se utiliza clínicamente cómo una herramienta terapéutica para el tratamiento del cáncer de próstata. Se utiliza principalmente en combinación con resección transuretral de próstata para reducir el tamaño de la glándula prostática, facilitar la destrucción efectiva del tejido y evitar los efectos secundarios.

Principio físico del HIFU

Los efectos mecánicos están inducidos por el aumento repentino de presión dentro del tejido por el haz de HIFU que es altamente energético.

Esta entrada de energía en el tejido induce la formación de burbujas de cavitación dentro del mismo. Este efecto de cavitación mecánica daña las membranas celulares. La absorción de la energía ultrasónica dentro del tejido causa un efecto térmico. El aumento de la temperatura en los tejidos depende del coeficiente de absorción del tejido y del tamaño, forma y sensibilidad a la temperatura del área calentada. Los cambios biológicos causados por el calentamiento dependen del nivel de temperatura y de la duración de la exposición. Una “dosis térmica” que exceda cierto umbral causa coagulación tisular y conduce a un daño tisular irreversible.

Los ultrasonidos de alta energía focalizados generan una intensidad muy alta en el área focal, producen altas temperaturas en pocos segundos (hasta 85° C) y destruyen el tejido en un área circunscrita mientras que las zonas de alrededor quedan ilesas.

Indicaciones y contraindicaciones del tratamiento con HIFU

Tratamiento parcial y focal en tumor unilateral de bajo volumen,Tumores de Gleason bajo. Cáncer de próstata incidental después de Resección Transureteral (RTU), como tratamiento de salvación en cáncer de próstata recurrente después de prostatectomía radical, radioterapia o bloqueo hormonal, para cáncer de próstata localmente avanzado como tratamiento adyuvante de reducción de masa tumoral local, en estadios no metastásicos así como metastásicos y cáncer de próstata hormonoresistente. Está bien aceptado que además de con la RTU de próstata- se puede disminuir el tamaño de la glándula un 30% en 3 meses con un tratamiento de bloqueo androgénico. Siguen siendo todavía contraindicaciones con ambos aparatos de HIFU la falta de recto o un recto pequeño, y el daño de la pared rectal causado por tratamientos prostáticos/rectales previos.

Efectos colaterales después de HIFU

Incluyen la disfunción miccional prolongada y retención causadas por edema, necrosis u obstrucción del tracto urinario inferior. Para reducir el tiempo de derivación urinaria y la morbilidad postoperatoria (sedimento, obstruc- ción, infección) se realizaron estudios para observar el efecto de un tratamiento de combinación (HIFU y RTU).

Hoy en día el cáncer de próstata se diagnostica normalmente antes, la expectativa de vida del paciente es más larga y por lo tanto el periodo terapéutico se amplía. Al lado de esto, los recursos para tratamiento médico están disminuyendo y se tienen que desarrollar nuevos tratamientos no invasivos coste-efectivos. El tratamiento del cáncer de próstata ha cambiado ya desde una terapia singular a una multimodal, secuencial, lo que deja un amplio espacio para terapias mínimamente invasivas. El HIFU transrectal para el cáncer de próstata es un tratamiento preciso, robótico, en evolución y efectivo con un espectro completo de indicaciones en todos los estadios tumorales. Mientras que la mayoría de las otras opciones de tratamiento del cáncer de próstata localizado (por ejemplo crioterapia o braquiterapia) no se pueden repetir en casos de recurrencia local, el HIFU puede repetirse. El HIFU transrectal debe ser tenido en cuenta como un tratamiento curativo en enfermedad localizada así como un tratamiento paliativo adyuvante en todos los otros estadios.

COMENTARIO

El conocer las técnicas para el tratamiento de cáncer de próstata es de gran importancia pues bien el referir de manera oportuna a nuestros pacientes y la aplicación de estos métodos aumentará su expectativa de vida. Hay que tomar en cuenta que la detección es fundamental sin embargo el seguimiento de aquellos pacientes que ya han presentado cáncer de próstata no por el hecho de haber recibido tratamiento previo significa que se encuentran exentos de recidivas y saber de la existencia de  HIFU nos permitirá un tratamiento adecuado y al alcance del paciente.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com