Ultrasonografía abdominal

Una ultrasonografía abdominal es un procedimiento imagenológico utilizado para examinar los órganos internos del abdomen, incluyendo el hígado, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas y los riñones. Los vasos sanguíneos que van a algunos de estos órganos también se pueden evaluar empleando el ultrasonido.

El ultrasonido se utiliza para ayudar a diagnosticar distintas dolencias, tales como:

  • dolor o distensión abdominal
  • función anormal del hígado
  • órgano abdominal agrandado
  • cálculos en la vesícula o en el riñón
  • aneurisma en la aorta

Además, el ultrasonido puede usarse para proveer guía en las biopsias.

Los preparativos dependen del tipo de ultrasonido que se recibe.

  • Para un estudio del hígado, la vesícula biliar, el bazo y el páncreas, es posible que se le solicite que ingiera alimentos sin grasa la noche antes al examen y luego que evite la ingesta de alimentos de 8 a 12 horas antes del examen.
  • Para un ultrasonido de los riñones, es posible que se le solicite que beba entre cuatro y seis vasos de líquido aproximadamente una hora antes del examen para llenar la vejiga. Posiblemente se le pida que evite ingerir alimentos de 8 a 12 horas antes del examen para evitar la acumulación de gases en los intestinos.
  • Para un ultrasonido de la aorta, es posible que deba evitar ingerir alimentos de 8 a 12 horas antes del examen.

Recomendaciones Prácticas para un Examen de Ultrasonografía

Una vez que el paciente está frente al médico ultrasonografista, éste último deberá realizar algunas preguntas que permitan comprender el estado del paciente.

Se preguntará sobre exámenes complementarios

Se prestará atención sobre los antecedentes patológicos del paciente y en especial los antecedentes quirúrgicos

El estudio abdominal será completo. No debe realizarse, por ningún motivo, de manera fragmentaria, a pesar de que la indicación del estudio sea por ejemplo el examen del hígado.

Es necesario iniciar el examen con la revisión de la región pélvica ya que como se ha mencionado, la vejiga urinaria debe ser vaciada lo más pronto posible para evitar la incomodidad del paciente.

Antes de iniciar el examen de ultrasonografía se deberá de explicar al paciente la forma en que se realiza el estudio.

Se recomienda descubrir las regiones que van a ser exploradas en la forma estrictamente necesaria y guardando siempre una actitud de atención al enfermo.

La vejiga urinaria no debe ser llenada en forma excesiva. Su llenado será moderado y con el único propósito de utilizarla como ventana acústica. El llenado vesical tiene como propósito llevar hacia arriba las asas intestinales que por su contenido gaseoso, ofrecen una barrera al paso del sonido. El transductor se aplica a nivel de la vejiga urinaria para utilizarla como ventana acústica y observar las estructuras pélvicas.

Una vez realizada la exploración pélvica, se procede a la exploración del resto del hemiabdomen inferior y a continuación se revisa el hemiabdomen superior.

Artículo escrito por la Dra Maricarmen Lara Carbajal

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com