Skip links

Valor diagnóstico del ultrasonido transrectal en el cáncer de próstata

17

El cáncer de próstata es una neoplasia muy frecuente, anatómicamente la próstata es un órgano glandular y fibromuscular, que se encuentra situada inmediatamente por debajo de la vejiga, rodeando su cuello y la uretra, carece de cápsula definida, es retroperitoneal, pesa alrededor de 5 gramos. Está sostenida por delante por los ligamentos puboprostáticos y por debajo por el diafragma urogenital.

Según Lously, la próstata se divide en cinco lóbulos (anterior, posterior, uno medio y dos laterales). No obstante estas subdivisiones solo se reconocen en el embrión puesto que más tarde se fusionan y solo dan lugar a tres lóbulos definidos, los dos lóbulos grandes laterales y el pequeño lóbulo medio.

El adenocarcinoma prostático en nuestra provincia es de elevada incidencia y si consideramos que las perspectivas de vida sobrepasan los 70 años.
Clínicamente puede estar acompañado de polaquiuria, nicturia y disuria, síntoma este que lleva a un gran número de casos a la sonda vesical permanente.

El diagnóstico precoz implica la aplicación temprana del tratamiento y un pronóstico más favorable.

En la actualidad la neoplasia más prevalente en el aparato genitourinario es el adenocarcinoma prostático, representando la segunda causa de muerte en la población masculina mayor de 50 años.

El ultrasonido transrectal ha venido a incorporarse como medio de excelencia en el estudio de esta frecuente enfermedad, además de su gran valor predictivo es inocuo, eficaz, no requiere de repletud vesical y al alcance de todos es que nos motivamos a realizar este estudio con el fin de evaluarlo e introducirlo como práctica habitual en el chequeo de todo paciente con sospecha de cáncer prostático en el Hospital “Dr. Ernesto Guevara de la Serna” de Las Tunas y así mejorar la calidad de vida de nuestra población. Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal en 43 pacientes, procedentes del servicio de Urología tanto ingresados como procedentes de consulta externa, en el Hospital General Docente ¨Dr. Ernesto Guevara de la Serna¨ en el período comprendido de octubre del 2009 a octubre del 2011; que acudieron a consulta con indicación de ultrasonido transrectal teniendo como bases esenciales los siguientes elementos: clínica, tacto rectal y ultrasonografía abdominal.

El objetivo  del estudio es Determinar el valor diagnóstico del ultrasonido transrectal en el cáncer de próstata.

El pico de incidencia se sitúa entre los 65 y 75 años, encontrándose el 75% de los pacientes en el momento del diagnóstico entre los 65 y 80 años.

Los síntomas que tuvieron mayor incidencia. En primer lugar se presentó la disuria con un 58.1%, seguido del dolor con un 44.1%. La polaquiuria fue de un 34.8% y por último y en menor grado la nicturia y la hematuria.

Los casos que tuvieron un ultrasonido abdominal positivo de nódulo prostático y obtuvimos que del total de 43 pacientes solamente a 3 se le logró visualizar el nódulo por esta vía, representando un 6.9 %, lo que demuestra que el ultrasonido abdominal no es eficaz para el diagnóstico precoz del cáncer prostático. Evidenciando así que el abordaje transrectal ha supuesto el mayor avance en la identificación ecográfica del cáncer.

la distribución de los casos estudiados según las características ultrasonográficas establecidas internacionalmente, predominando en este estudio la lesión nodular de baja ecogenicidad con un total de 25 casos para un 58.2%, habitualmente se presenta como una lesión de baja ecogenicidad que oscila entre el 50 y el 80% de los casos En segundo lugar predominaron los nódulos ecogénicos con 9 pacientes para un 20.9%, los nódulos mixtos estos ocuparon en nuestro estudio el tercer lugar con 8 pacientes para un 18.6% que comparado con los nódulos ecogénicos solo se diferenciaron en un caso. Por último ubicamos los nódulos isoecogénicos con un solo caso para un 2.3% esto se explica por la dificultad que ofrecen los mismos para reconocerlos ecográficamente debido a que tienen la misma ecogenicidad de la próstata y solo se reconocen por sus características secundarias dadas por: asimetría, abombamiento y distorsión de la cápsula.

A través del ultrasonido transrectal se visualizan los dos lóbulos laterales y la porción central o periuretral prostática, obteniendo como resultados que el lóbulo izquierdo fue el más afectado con 18 pacientes para un 41.6%, seguido del lóbulo derecho con 15 pacientes para un 34.9%, el comportamiento del adenocarcinoma prostático en los casos confirmados según los tipos de imagen ultrasonográficas encontrándose que del 100% de los casos el 64.1% o sea 25 casos se correspondían con nódulos de baja ecogenicidad, demostrando una vez más que estos constituyen el tipo de imagen que frecuentemente predomina. En segundo lugar obtuvimos los nódulos ecogénicos con 7 casos confirmados para un 17.9%

 

COMENTARIO

 

El estudio que se realizó demostró que el ultrasonido transversal constituyó un método fundamental y eficaz en el diagnóstico precoz de cáncer de próstata, además de su utilidad para poder realizar la biopsia prostática dirigida, el ultrasonido abdominal no cumple con todos los beneficios logrados por el ultrasonido transrectal para estos pacientes.

El grupo de edad que predominó para el cáncer prostático fue en la séptima década de vida.

Los hallazgos ultrasonográficos principales fueron nódulos únicos de baja ecogenicidad por lo general únicos y localizados en el lóbulo izquierdo prostático.

× ¿Desea más información sobre este diplomado?