Skip links

Valoración ecográfica de la patología uterina

US.-MIOMATOS de distintas presentaciones, la mayor parte de ellos aparecen como masas nodulares múltiples, bien definidas, hipoecogénicas y homogéneas. Los miomas más antiguos se hacen hiperecogénicos y algunos presentan un patrón ecográfico complejo a consecuencia de una necrosis central. Aquellos que crecen rápidamente, por ejemplo en el embarazo, pueden confundirse con quistes hipoecogénicos, otros son pedunculados y en ocasiones pueden deprimir la pared posterior de la vejiga. A menudo deforman el contorno normal del útero y la cavidad endometrial. También pueden formarse en el cuello del útero y deformar u obstruir el conducto cervical.

MIOMAS: Tumores benignos, redondeados o elipsoides, pueden ser único o múltiples, en función del tipo de tejido predominante.

Existen  dos tipos de acuerdo al componente: Fibromiomas ricos en tejido conjuntivo; Leiomiomas ricos en tejido muscular.

Son tumores encapsulados y bien delimitados, frecuentes durante la edad fértil y más en mujeres de raza negra. Suponen 20-30% de los tumores en las mujeres  mayores de 35 años

Las manifestaciones clínicas son tardías, se relacionan con alteraciones en los ciclos menstruales más que con el tamaño del tumor. Pueden cursar de forma asintomática, o con dolor, metrorragias esterilidad, sobre todo si son múltiples. Los que alcanzan un mayor tamaño se comportan como masas y pueden desplazar la vejiga, comprimir el recto o alguno de los uréteres, con la  aparición de disuria, tenesmo rectal.

El hiperestrogenismo es un factor favorecedor. Raramente se desarrollan durante la menopausia; por el contrario, en este punto tienden a estabilizarse o a disminuir.

Mioma hipoecoico.

Los miomas se localizan en diferentes partes del miometrio, en la propia pared, inmediatamente por debajo del endometrio o en relación con la cubierta serosa.

Atendiendo a su asentamiento los podemos clasificar del siguiente modo:

  • Intersticiales: son los más frecuentes.
  • Submucosos: son poco frecuentes pero dan más síntomas, pueden degenerar más fácilmente a sarcomas y deformar la cavidad endometrial; se pueden desarrollar de forma sésil o ser pediculados, y asentar, aunque más raramente, en el cuello uterino.
  • Subserosos: Son visibles cuando alcanzan un cm de Si son muy numerosos dan al útero un aspecto polilobulado.

US.- El miometrio puede desarrollar un aspecto homogéneo o heterogéneo en función de la uniformidad. En comparación con el resto de endometrio circundante, los miomas pueden ser hipoecoicos, hiperecoicos o isoecoicos. Independientemente de su ecoestructura, pueden deformar los contornos tanto externos como internos (cavidad endometrial) del útero.

En su evolución natural, los miomas pueden presentar calcificaciones en su interior, tener necrosis y hemorragias internas, degenerar a sarcomas o con componentes de aumento graso, como la degeneración hialina, o edematizarse si se produce una gestación; los intracavitarios pueden causar esterilidad. En este caso es preciso establecer sus relaciones con la placenta, ya que pueden facilitar un desprendimiento de la misma y llegar a ser un obstáculo del canal del parto en función de su localización.

Artículo escrito por la Dra. María Elena Díaz Pérez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?