Abordaje diagnostico por imagen en patología benigna de la vesícula y vías biliares.

17

El objetivo de este  artículo señala el abordaje diagnostico por imagen siendo el ultrasonido el  estudio inicial para la evaluación del paciente con patología de vesícula y vías biliares.  Estos padecimientos afectan a un número importante de población a nivel mundial.

En E.U.A. las personas mayores de 40 años presentan esta patología, sin embargo su prevalencia varía de acuerdo a la edad, sexo y grupo étnico.

Se estudiaron 123. Pacientes en los que se evaluó el Ultrasonido como primer estudio para evaluar e identificar el árbol biliar y el parénquima hepático.

Existen diferentes criterios para el diagnostico de las múltiples patologías que podemos encontrar en esta área.

Litiasis biliar: 3 criterios:

  1. Los cálculos aparecen en el US como imágenes ecogénicas. (los muy pequeños no dejan sombra acústica)
  2. Asociados a sombra acústica
  3. La movilidad de los cálculos libres flotantes pueden demostrarse al movilizar al paciente

Colecistitis: en esta entidad no hay criterios ultrasonográficos pero pueden observar 3 signos indirectos que se deben correlacionar entre sí para confirmar el diagnostico.

  1. Síntomas y signos locales
  2. Signos sistémicos
  3. Hallazgos por imagen

La colecistitis aguda alitiásica, tal como su nombre lo indica no hay cálculos biliares, puede presentarse en situaciones que ponen al organismo en estrés: Postoperatorio, quemaduras graves, insuficiencia sistémica, etc.

Coledocolitiasis: la presencia de cálculos se encuentra en el árbol biliar

Colangitis: esta es ocasionada por la presencia de infección bacteriana en los conductos biliares.

En cualquiera de las anteriores patologías el Ultrasonido es el procedimiento de imagen inicial , suele ser positiva en un 95% en los pacientes con vías biliares dilatadas, su costo es relativamente bajo, es sensible para la detección de litos biliares, su accesibilidad y rapidez puede establecer diagnósticos oportunos; sin embargo, tiene sus limitantes como ser operador dependiente.

Dimensiones de vesícula biliar: Longitud 7-11 cm de longitud, diámetro 1.5-4 cm, en ayuno superior a 6 horas su dimensión máxima 7 cm, dimensiones mayores debe considerar sobre distensión hacia la inflamación y obstrucción, espesor de pared 3 mm. El colédoco normal mide   4-5 mm

La variación en las dimensiones antes mencionadas debemos buscar la causa: un engrosamiento de pared mayor a 3 mm con signo de Murphy ecosonográfico positivo y presencia de cálculos nos orienta hacia el diagnostico de colecistitis aguda en un 90%,  si el engrosamiento no es especifico y la pared conserva su estructura es sugerente de una colecistitis,  el no identificar la luz vesicular nos arroja el signo de WES (sombra acústica correspondiente a un molde calculoso vesicular). En el lodo biliar se observan ecos de baja longitud depositados en la parte más declive de la vesícula, esto por una suspensión de cristales de colesterol, gránulos de bilirrubinato de calcio y otras sales. Si colédoco mide más de 6 mm indica dilatación ductal.

Por lo anterior, el Ultrasonido sigue siendo el método de imagen ideal para valorar estas patologías de primera instancia, sus ventajas ya las hemos mencionado al igual que las desventajas.