Correlación ecográfica-laparoscópica en colecistitis crónica y aguda.

17

El objetivo de este  artículo es correlacionar la clasificación ecográfica con los hallazgos laparoscópicos para pronóstico de colecistectomía laparoscópica y sus complicaciones perioperatorias en un periodo de 10 años.   Se evaluaron 336 pacientes operados por esta vía y los resultados se clasificaron de acuerdo a criterios propuestos en el Programa Stata 9.1 la cual se basa en el grosor de la pared vesicular, presencia de lumen y de cálculos o sombra sónica.

La litiasis vesicular es la patología más frecuente en este órgano y obviamente la  colecistectomía es la cirugía mas realizada, específicamente bajo la técnica laparoscópica, siendo la ecografía el estudio de mayor relevancia para evaluar las características anatómicas en su fase aguda o crónica y no solo por su sencillez, fácil acceso y bajo costo relativamente en comparación con otros estudios.

El estudio descriptivo-prospectivo evaluó a 336 pacientes cuya edad promedio fue de  47 años, 228 mujeres (68%) y 108 hombres (el 32%), los criterios de exclusión fueron: cáncer vesicular, ictericia, cirrosis y coledocolitiasis. Se dividieron en 3 grupos de acuerdo a la propuesta del programa Stata 9.1 de 1997 Como sigue:

TIPO l: Lumen visible, pared delgada de ≤a 3 mm, cálculos visibles (colelitiasis o colecistitis crónica)

TIPO ll: Vesícula distendida, lumen visible, cálculos visibles y pared engrosada > a 3 mm y a su vez se dividieron en 2 grupos de acuerdo al grosor de la pared; IIA grosor de pared de ≤ 5 mm, IIB grosor de pared > 5 mm (colecistitis aguda litiásica)

TIPO III: Lumen no visible, pared de grosor indeterminado, uno o más cálculos son sombra acústica (vesícula esclerotrófica).

De igual manera se clasificaron los hallazgos laparoscópicos:

TIPO I: Colecistitis crónica simple

TIPO IIA: Colecistitis aguda con pared ≤ 5 mm, edema leve sin fibrosis, necrosis ni áreas hemorrágicas

TIPO IIB: Colecistitis aguda con pared > 5 mm, edema, fibrosis, necrosis y áreas hemorrágicas (colecistitis aguda necro-hemorrágica)

TIPO III: Colecistitis crónica esclerotrófica.

De igual manera se evaluó la presencia de adherencias, dificultades laparoscópicas y la necesidad de conversión a cirugía abierta.  “dificultades intraoperatorias” se definieron  a las complicaciones que interfirieron en el curso normal de la cirugía.

La correlación entre hallazgos ecográficos y laparoscópicos fueron en su mayoría concordantes entre sí, esto es  que mientras por ecografía reportaba colelitiasis o colecistitis crónica se confirmaba el diagnostico al realizar la cirugía. La mejor correlación se reporto en los pacientes con ecografías tipo I y IIB. Si de hallazgos laparoscópicos y dificultades quirúrgicas los resultados son similares. Las complicaciones aumentan al presentarse cuadros agudos mayormente en vesículas inflamadas. Las que presentar mayor conversión son las vesículas escleróticas y/o hemorrágicas.

En conclusión: el ultrasonido continúa siendo el estudio de elección que nos ayuda a realizar diagnósticos oportunos y a predecir el tipo de complicaciones que pueden presentar los pacientes de acuerdo al tiempo de evolución y a la patología que presenta la vesícula, así como el riesgo de conversión en la cirugía laparoscópica.