Skip links

Cáncer de mama durante el período de embarazo y lactancia

Aproximadamente 400.000 mujeres mueren en el mundo cada año por cáncer de mama.

La definición tradicional de cáncer de mama y gestación utilizada en la literatura, es el diagnóstico de cáncer de mama durante el embarazo o hasta después de un año del parto o aborto (1). Dado que cada vez más mujeres posponen la maternidad para la cuarta y quinta décadas de la vida, período en el cual se incrementa la incidencia de cáncer de mama, se prevé que aumentará aún más su ocurrencia en mujeres embarazadas y en lactancia.  Incidencia varía entre 1 en 10.000 a 1 en 3.000 embarazos (3,4). Una publicación que recopiló la información de 32 estudios de pacientes con cáncer de mama asociado a embarazo,

Diagnóstico

La mujer embarazada con cáncer de mama presenta habitualmente un tumor palpable o un aumento focal de la consistencia de la mama (9). Los cambios fisiológicos que ocurren en la mama por la influencia hormonal, como la hiperplasia lobular y galactostasis, especialmente evidentes durante la lactancia, tienden a ocultar las masas mamarias, lo que comúnmente contribuye al atraso en el diagnóstico en éste grupo de pacientes.

Considerando que el 80% de las biopsias mamarias realizadas durante el embarazo resultan ser lesiones benignas, el hallazgo de un tumor de mama, o un aumento focal de la consistencia de ésta, requieren de seguimiento a corto plazo, dada la posibilidad que se trate de tejido mamario hipertrófico; si éste persiste luego de 2 a 4 semanas se debe realizar mayor estudio 

Mamografia

Existe debate acerca de la utilidad y rendimiento de la mamografía en la embarazada, sin embargo el procedimiento puede ser realizado en forma segura con el uso de protección abdominal y puede aportar importante información para el diagnóstico, La evidencia actual sugiere que no hay aumento del riesgo para el feto en cuanto a malformación congénita, aborto o restricción del crecimiento por radiación ionizante a dosis menores de 5 rad.

Ultrasonido
No está contraindicado durante el embarazo y permite el diagnóstico diferencial entre tumores sólidos y quísticos. Su utilidad en el diagnóstico diferencial entre tumores sólidos benignos y malignos en mujeres gestantes ha sido evaluada sólo en estudios pequeños, por lo que la información debe ser interpretada con cautela. A pesar de esto, el ultrasonido mamario parece tener un lugar importante en la evaluación inicial de la embarazada con tumor mamario.

Resonancia Magnética (RM)
La RM se ha utilizado para el diagnóstico de malformaciones fetales en el periodo prenatal, y en los estudios publicados no se han descrito efectos adversos en el feto.

Biopsia

Varios estudios extranjeros han demostrado la utilidad de la punción aspirativa con aguja fina, para estudio citológico, en el diagnóstico del cáncer de mama asociado a embarazo y lactancia. El temor a las complicaciones que la biopsia mamaria pueda producir en la paciente embarazada o en lactancia puede inducir al médico a posponerla, pero varios autores concuerdan que los infrecuentes casos descritos de fístulas lácteas no son motivo para evitar realizarla. Otras complicaciones no son más frecuentes que en los controles

Etapificación

En mujeres con cáncer de mama, estén o no embarazadas al momento del diagnóstico, se utiliza el sistema TNM para etapificar la enfermedad, para planificar el tratamiento y establecer el pronóstico

Según un estudio (28), el 28% de las mujeres embarazadas con cáncer de mama presenta una enfermedad en etapa I, el 30% en etapa II y el 41% en etapas III y IV. Además, entre el 61% y 89% de las mujeres embarazadas tienen compromiso axilar, notoriamente más elevado que el 40 a 50% encontrado en las mujeres no embarazadas (29). 

En la etapificación se requiere de medidas especiales para proteger al feto. No existe contra indicación para realizar radiografía de tórax en pacientes embarazadas, pero debe efectuarse con protección abdominal adecuada (1,16,30). Puede existir dificultad para la evaluación de las bases pulmonares en embarazos avanzados, cuando el útero grávido comprime el diafragma. 

El ultrasonido abdominal para evaluar metástasis hepáticas es seguro.

Marcadores biológicos

Pocos estudios han evaluado los aspectos patológicos del cáncer de mama en la paciente embarazada y comparado a los hallazgos en la mujer no gestante.

Receptores hormonales

En el único estudio publicado a la fecha, que ha utilizado la técnica de inmunohistoquímica .  Hoy se sabe que los sitios activos de los receptores hormonales se encuentran ocupados por los altos niveles de esteroides producidos durante la gestación, existiendo también un proceso de internalización (down regulation), con lo cual el método bioquímico disminuye su rendimiento y aumentan los resultados falsos negativos. 

Artículo escrito por la Dra. Cindy Verónica Castro Vizcarra

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?