Skip links

Descripción del protocolo de exploración del hígado

El paciente debe de acudir con al menos 6 horas de ayuno, para evitar así el gas intestinal y los cambios que se producen en algunos órganos abdominales, como la contracción de la vesícula biliar o el hiperaflujo de sangre al sistema portal.

Lo recomendable es evaluar proyecciones en supino y oblicua anterior derecha siempre y cuando el paciente se pueda mover.

Se obtendrán proyecciones:

  • Sagital
  • Transversa
  • Coronal
  • Oblicua Subcostal

Lo primero que tenemos que hacer es colocar al paciente correctamente en decúbito supino y despejar bien el abdomen para un mejor campo de exploración, tanto en la cara anterior del abdomen como por los flancos.

Se procede a colocar un poco de gel en el abdomen para que el transductor haga un contacto adecuado con la piel y el ultrasonido se propague correctamente.

Se debe pedir al paciente que respire profundamente y mantenga el aire en el tórax, con intención de que desciendan los órganos abdominales y poder explorarlos por vía subcostal.

En los cortes longitudinales, las estructuras más craneales se sitúan a la izquierda de la pantalla, mientras que los más caudales lo hacen a la derecha.

La cara anterior del abdomen corresponde a la parte superior del monitor y la cara posterior a la parte inferior de la pantalla.

En los cortes transversales, la derecha del paciente se sitúa a la izquierda de la pantalla, la izquierda del paciente lo hace a la derecha, la cara anterior del abdomen corresponde a la parte superior del monitor y la cara posterior a la parte inferior de la pantalla.

Corte longitudinal paramedial izquierdo: se visualiza el lóbulo hepático izquierdo como una estructura triangular y homogénea de bordes bien delimitados. Un poco más caudal y posterior se puede observar una zona más isoecogénica o más ecogénica que el hígado corresponde al páncreas con una zona anecogénica posterior es la vena esplénica. Pegado a esta, y más posterior, delimitamos una estructura anecogénica, tubular y rectilínea que corresponde a la arteria aorta, en la que se puede observar, saliendo de su cara anterior una primera rama que corresponde al tronco celíaco y una segunda rama, paralela a la aorta que es la arteria mesentérica superior.

Corte longitudinal paramedial derecho: se visualiza el lóbulo hepático izquierdo y páncreas igual que en el corte anterior, aparece una imagen tubular anecogénica y algo curvilínea que corresponde a la vena cava inferior. Se observa una imagen redondeada intrahepática, con bordes hiperecogénicos que corresponde a la vena porta entrando al hígado, cortada transversalmente.

Corte longitudinal a nivel de la línea media clavicular derecha: se observa el parénquima del lóbulo hepático derecho, y posterior al mismo, una estructura en forma de alubia que corresponde al riñón derecho. En la parte más craneal se visualiza una línea curvilínea fuertemente hiperecogénica que es el diafragma.

Corte transversal en epigastrio superior: se explorará el corazón y parénquima del lóbulo hepático izquierdo. Bajando un poco la sonda y manteniendo un corte alto, se observa el lóbulo hepático izquierdo, lóbulo hepático derecho y si oblicuamos un poco el corte se verá la desembocadura de las venas suprahepáticas en la cava, la izquierda, la media y la derecha.

Corte transversal en epigastrio medio: se observa el lóbulo hepático izquierdo e inmediatamente posterior los dos grandes vasos abdominales como dos estructuras anecogénicas redondeadas. A la izquierda de la imagen la cava y a la derecha la aorta, y por debajo de estas una imagen hiperecogénica en forma de teja, con una amplia sombra posterior, que corresponde al cuerpo vertebral. Si descendemos un poco más visualizaremos la salida del tronco celíaco, primera rama de la aorta abdominal, saliendo de la cara anterior de la aorta y bifurcándose en dos, la arteria hepática y la arteria esplénica, formando una imagen similar a una gaviota.

Corte transversal en epigastrio inferior: Inmediatamente inferior aparece la segunda rama de la aorta, la arteria mesentérica superior, que delimitaremos como un botón anecogénico, rodeado de una halo fuertemente ecogénico que corresponde a la grasa que rodea este vaso. Por encima de esta arteria aparece una estructura en forma de salchicha, de una ecogenicidad ligeramente superior a la del hígado, que corresponde al páncreas. Por debajo de este se visualiza una imagen anecogénica alargada, la vena esplénica, que discurre por la parte posterior y craneal al páncreas y se une con la vena mesentérica superior para formar la vena porta.

Corte transversal-oblicuo en hipocondrio derecho: se desplaza la sonda desde la cara subdiafragmática del lóbulo hepático derecho hacia caudal, visualizando primero la salida de las suprahepáticas, un poco más inferior la porta derecha, un poco más caudal la cava y posteriormente la vesícula y el riñón derecho cortados en transversal.

Artículo escrito por la Dra. Erika Janette Suarez Velsaco

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?