Skip links

Estructuras de Riñón

El riñón tiene forma de alubia y mide alrededor de 12 cm de largo, 6 cm de ancho y 3‐4 cm de espesor. El borde lateral del riñón es convexo y el borde medial es cóncavo. El borde medial presenta una depresión profunda, el hilio renal. La zona del hilio renal se ensancha para formar el seno renal: contiene los vasos y nervios renales, parte de la pelvis y los cálices mayores y menores, todo ello rodeado por tejido conectivo y adiposo.

El riñón también presenta los dos componentes fundamentales de los órganos macizos: estroma y parénquima

Estroma renal

La cápsula es una capa de tejido conectivo denso que rodea toda la superficie renal y se introduce por el hilio para formar el tejido conectivo del seno renal que rodea a la pelvis y los cálices renales.

Parénquima renal

Al hacer un corte perpendicular a la superficie del riñón, el parénquima renal se ve, a simple vista, dividido en dos zonas: una zona superficial más rojiza, la corteza renal, y una zona profunda más pálida, la médula renal.

Lóbulo renal: una pirámide renal (con la mitad de cada columna renal contigua) y la corteza renal suprayacente a ella forman un lóbulo renal. El riñón humano tiene 8‐18 lóbulos.

Lobulillo renal: un rayo medular y la corteza renal que lo circunda forman un lobulillo renal. Los límites entre los lobulillos son muy difíciles de establecer puesto que no hay un tabique de tejido conectivo que los delimite.

Vasos sanguíneos renales

La arteria renal se bifurca ya antes de entrar en el parénquima renal. Dentro del riñón dan las arterias interlobulares que ascienden entre las pirámides, en las columnas renales, hasta el límite corticomedular.

Allí, las arterias interlobulares se dividen en arterias arciformes que transcurren paralelas a la superficie, en el límite corticomedular. De las arterias arciformes salen las arterias interlobulillares, más o menos perpendiculares a la superficie del riñón, que atraviesan la corteza hasta llegar a irrigar la cápsula renal. En su trayecto, las arterias interlobulillares dan ramificaciones laterales, las arteriolas aferentes. Las arteriolas aferentes se ramifican dando los capilares que forman el glomérulo del corpúsculo renal. Los capilares glomerulares se unen y forman las arteriolas eferentes. De estas arteriolas eferentes se origina una red capilar peritubular que irriga los túbulos vecinos. De las arteriolas eferentes asociadas a las nefronas más profundas (yuxtamedulares) surgen los vasos arteriales rectos (algunos surgen directamente de arterias

arciformes) que son los encargados de irrigar la médula renal.

NEFRONA

La nefrona (hay alrededor de 1 millón en cada riñón) es la unidad estructural y funcional del riñón. Las nefronas son las encargadas de formar la orina y son el equivalente a la porción secretora de las glándulas exocrinas.

Tipos de nefronas

Según la localización del corpúsculo renal de la nefrona se distinguen dos tipos de nefronas:

Nefronas corticales o subcapsulares

– el corpúsculo renal está en la parte superficial de la corteza renal

– el asa de Henle es corta (muy corto el segmento delgado) y solo alcanza la parte externa de la médula renal

– son la mayoría de las nefronas (80%)

Nefronas yuxtamedulares

– el corpúsculo renal es más grande y se sitúa cerca de la base de la pirámide medular

– el asa de Henle es muy larga (el segmento delgado es muy largo) y llega hasta la parte interna de la médula

Nefronas intermedias

– como su nombre indica se sitúan en la zona media de la corteza y su asa de Henle es de longitud

Intermedia.

Corpúsculo renal

Es la parte inicial dilatada (≈200 m diámetro) de la nefrona y en él se distinguen dos polos:

El polo vascular: la zona por donde penetra la arteriola aferente, para formar los capilares del glomérulo, y sale la arteriola eferente

El polo urinario: en la zona opuesta al polo vascular, donde comienza el túbulo contorneado proximal

Glomérulo renal

El glomérulo renal está formado por un penacho de capilares (10‐50) anastomosados entre sí y cubiertos por los podocitos de la capa visceral de la cápsula de Bowman. Los capilares se originan en la arteriola aferente y se reúnen para formar la arteriola eferente. También forma parte del glomérulo el mesangio que ocupa el poco espacio que dejan entre sí los capilares glomerulares.

Túbulo renal

El ultrafiltrado de plasma que se produce en el glomérulo renal sufre una serie de modificaciones a lo largo de las diversas porciones del túbulo renal de la nefrona.

CONDUCTOS COLECTORES

Los conductos colectores son los equivalentes a la porción excretora de las glándulas exocrinas y, como sucede en algunas glándulas, también se encargan de concentrar la orina que han producido las nefronas.

Las nefronas más periféricas del lobulillo conectan el túbulo contorneado distal con el conducto colector recto que es el eje del lobulillo (y del rayo medular) por medio de un túbulo colector arciforme. Si las nefronas están próximas al centro del lobulillo, cerca por tanto del conducto colector, los túbulos contorneados distales se unen al conducto colector mediante un corto túbulo de conexión.

APARATO YUXTAGLOMERULAR

El aparato yuxtaglomerular se localiza en el polo vascular del corpúsculo renal y está formado por varios componentes:

– mácula densa (células del túbulo contorneado distal)

– células yuxtaglomerulares (células de la pared de la arteriola aferente del glomérulo)

– células mesangiales extraglomerulares

INTERSTICIO RENAL

El escaso tejido conjuntivo que rodea a los elementos del parénquima renal se llama tejido intersticial. La cantidad de tejido intersticial es variable: más escaso en la corteza renal y más abundante en la médula.

Comentarios

Para la realización del ultrasonido es muy importante conocer las medidas del riñón las cuales son 12 cv de largo, 6 cm de ancho y 3-4 cm de espesor, esto es muy importante ya que alguna modificación es ellos nos puede ayudar a encontrar alguna alteración.

Conocer las distintas capas histopatológicas nos sirve para poder diferencias las estructuras más importantes del riñón ya que podemos identificar el estroma y el parénquima renal.

Podemos diferencias los vasos sanguíneos mediante ultrasonografía doppler y así poder diferenciar alguna alteración en ellas o un aumento o disminución de la irrigación y así poder encontrar alguna patología en ellas por la cual pueda estar alterando la circulación.

Es de suma importancia conocer las distintas estructuras que componen al riñón ya que si se presenta alguna alteración en ellas nos hace relaciona o correlacionar alguna patología asociada o determinar en donde se puede encontrar el fallo en alguna de ellas.

Artículo escrito por el Dr.  Alexis Pérez Álvarez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?