Skip links

Estructuras y Patologías de Bazo

Una de las contribuciones más grandes en nuestro conocimiento de las enfermedades del bazo es el concepto que la esplenomegalia puede estar asociada con un hiperesplenismo por lo cual se indica la esplenectomía. En realidad, las manifestaciones en las enfermedades clásicas, la anemia hemolítica aguda y la púrpura trombocitopénica, resultan de un hiperesplenismo de un tipo aislado o específico. Una de las funciones más importantes del bazo es la destrucción de los glóbulos rojos.

La hemoglobina formada, o sea producida por este proceso destructivo, se convierte a bilirrubina por las células reticuloendoteliales del bazo. El bazo, además, tiene su función en la formación de los glóbulos rojos, sin embargo no es muy marcada. En la vida fetal, el bazo sí es activo en la formación de todos los tipos de células sanguíneas, pero en la vida adulta, solamente se le da importancia en la producción de los linfocitos y monocitos.

El bazo tiene un poderoso efecto sobre la fragilidad de las células rojas, aunque el mecanismo de esta manifestación, no está bien comprendida hasta la fecha.

Los glóbulos rojos y el hierro se conservan también en el bazo, el órgano funciona como almacén para estos elementos. Las funciones anormales del bazo son de mucha más importancia para el cirujano que las normales, porque se ha probado que una persona puede vivir normalmente sin este órgano; pero si sus funciones anormales se presentan, las manifestaciones de esta anormalidad son tan graves que el paciente puede morir.

La esplenectomía tiene una indicación absoluta, otras en las cuales todavía se discute, y un grupo en la cual la esplenectomía está absolutamente contraindicada.

Las manifestaciones clásicas de esta enfermedad son un aumento en el tiempo de sangría, tiempo de coagulación de la sangre normal, falta de retracción del coágulo de la misma, el recuento de plaquetas muy bajo, una anemia más o menos maleada, equimosis de los tejidos, petequias en la piel o membranas mucosas y hemorragias en los orificios naturales del cuerpo acompañado de un bazo que puede estar aumentado en tamaño pero que no lo está por lo común.

De la mayoría de las enfermedades en las cuales se ha hecho esplenectomía, se ha aprendido con los errores y los éxitos alcanzados en qué casos da buenos resultados y qué malos.

Ya se sabe con todo seguridad que la esplenectomía está absolutamente contraindicada en las anemias perniciosas, las leucemias, las policitemias, las metaplasmas mieloides agnogénicas, los tumores esplénicos agudos y en la mayoría de los quistes de origen parasitario.

Comentarios

Se debe conocer bien las estructuras y funciones del bazo para poder comprender las distintas patologías que puede llegar a padecer y así poder reconocerlas de manera inmediata.

El bazo es Su función principal es la destrucción de células sanguíneas rojas viejas, producir algunas nuevas y mantener una reserva de sangre. Forma parte del sistema linfático y es el centro de actividad del sistema inmune.

Como se ve la esplenomegalia puede ser una patología que puede desencadenar un sinfín de alteraciones en el cuerpo humano ya que el bazo tiene funciones muy específicas y vitales para el organismo.

El Bazo se sitúa en el cuadrante superior izquierdo de la cavidad abdominal, relacionado con el páncreas, el hemidiafragma y el riñón izquierdo. Aunque su tamaño varía de unas personas a otras suele tener una longitud de 12 cm, un ancho de 8 cm y un grosor de 4 cm así como un peso de 200 g aproximadamente.

Es muy importante conocer su situación y sus dimensiones del bazo ya que como médico general cualquier cambio en su estructura o morfología puede ser dato de alguna alteración o patología.

Artículo escrito por el Dr Alexis Pérez Alvarez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?