Skip links

Un estudio retrospectivo de 75 casos de absceso esplénico

Un absceso esplénico es una rara  condición, pero potencialmente mortal, con una incidencia de que van desde 0,1 % a 0,7% en diversas series. Abscesos esplénicos ocurren en diversos escenarios clínicos y es un resultado común de traumatismo esplénico, diseminación hematógena o contigua de bacterias. Los pacientes con abscesos esplénicos tienen factores de riesgo como la diabetes mellitus o inmunocomprometidos  en enfermedades como el SIDA. El diagnóstico es generalmente retrasado debido a los síntomas vagos como dolor abdominal, fiebre y vómito .Los abscesos esplénicos se asocian con aumento de la mortalidad y de complicaciones. Sin embargo, con el advenimiento y el fácil acceso a una mejor imagen, esta condición se puede diagnosticar temprano con una mayor precisión.

Aunque los pacientes seleccionados pueden ser tratados únicamente con antibióticos, la esplenectomía ha sido en general la intervención quirúrgica definitiva en el tratamiento de abscesos esplénicos.

Con la evolución de las mejores técnicas radiológicas como ultrasonido y tomografías computarizadas, drenaje percutáneo bajo orientación ha añadido una nueva dimensión a la gestión de abscesos esplénicos. El propósito de este estudio es Revisar nuestra experiencia y analizar la eficacia de estos modalidades de tratamiento de los abscesos esplénicos, en nuestro medio.

Materiales y Métodos

Este estudio se llevó a cabo en un tercer nivel , las historias clínicas de todos los casos de abscesos esplénicos admitidos entre 1999 y 2009 fueron revisados ,datos sobre datos demográficos del paciente y las características clínicas tales como la edad , sexo, síntomas , signos , características radiológicas , condiciones predisponentes , tratamiento , perfil bacteriológico .Se registraron complicaciones y resultados. La principal características clínicas como fiebre, dolor abdominal, náuseas y se observó esplenomegalia, vómitos los factores predisponentes tales como la diabetes mellitus, la tuberculosis, el VIH / SIDA, enfermedad hepática concomitante, neoplasias y estados inmunodeprimidos también fueron tabulados.

Ante la sospecha clínica de haber desarrollado abscesos esplénicos, los pacientes fueron sometidos a investigaciones hematológicas y radiológicas como la ecografía y la tomografía computarizada del abdomen. Se registraron  recuentos de leucocitos, la sedimentación globular tasa ( ESR ) y los resultados de las investigaciones radiológicas sobre abscesos solitarios o múltiples ,los pacientes fueron luego sometidos a diferentes modalidades de tratamiento como drenaje percutáneo / abierto , esplenectomía o se les dio sólo antibióticos .

El perfil bacteriológico después de la intervención fue tabulado. La duración de la estancia hospitalaria, las complicaciones y se observaron resultados finales y los datos comparados entre los grupos que recibieron diferentes tratamientos.

Los pacientes se dividieron en tres grupos dependiendo del tratamiento que recibió. Grupo I ( n = 14 ) consistió en los pacientes tratados sólo con antibióticos, Grupo II (n = 19 ) consistió en pacientes que fueron tratados con drenaje percutáneo y Grupo III ( n = 42 ) de los pacientes que consistían fueron tratados con esplenectomía .

Todos los datos fueron analizados estadísticamente con la prueba de Chi – cuadrado y ANOVA. Un valor de p < 0,05 fue considerado significativo.

Observaciones y Resultados

Un total de 75 pacientes fueron incluidos en el estudio. La edad media de estos pacientes fue de 34.98 años (rango: entre 3 y 88 años ) . La relación hombre – mujer fue de 52:23. La duración media de los síntomas en el momento de presentación fue de 3.1 días. Los síntomas de presentación habituales fueron fiebre ( 89 % ) , dolor abdominal ( 84 % ) , las náuseas y los vómitos ( 48 % ) . De estos pacientes, 33 % también tenía un bazo clínicamente palpable. Leucocitosis (leucocitos> 11.000 ) se observó en 67 % y aumentado (ESR > 25 mm / h ) en 73 % de estos pacientes . El factor predisponente más común fue la diabetes mellitus y estuvo presente en 20 pacientes ( 27 %).

Otros factores fueron el VIH / SIDA ( 16 % ), tuberculosis pulmonar ( 12 % ) , la enfermedad del parénquima hepático ( 8 % ) , malignidad ( 7 % ) y el trauma ( 7 % ) . De estos pacientes, 10 ( 14 % ) tenían más de un factor predisponente . No hay fue estadísticamente diferencia significativa entre los grupos I , II y III en términos de las características demográficas , la presentación de las características clínicas y factores predisponentes.

Treinta y cuatro ( 45 % ) pacientes fueron diagnosticados por someterse a ecografía ; 28 ( 37 % ) por exploración TC del abdomen , y en 13 ( 17 % ) de los pacientes tanto las modalidades fueron utilizados.

Múltiples investigaciones radiológicas se llevaron a cabo más de pacientes previstos para la intervención. Treinta y nueve ( 52 % ) de los pacientes había una sola cavidad del absceso , y 34 ( 45 % ) pacientes tuvieron múltiples cavidades . Los hallazgos incidentales frecuentes fueron enfermedad del parénquima hepático ( 18 % ) , derrame pleural ( 7 % ) , linfadenopatía abdominal ( 4 % ) , cálculo colecistitis ( 3 % ) , pancreatitis ( 3 % ) y quistes renales ( 3 % )  .

De los 39 casos con diagnóstico de absceso esplénico único, 19 fueron tratados con drenaje percutáneo. El drenaje percutáneo  no se intentó en ninguno de los pacientes con abscesos múltiples. De los 14 pacientes, 4 fueron tratados únicamente con antibióticos, y 16 de los 42 pacientes que fueron tratados con esplenectomía tenía un absceso único. El examen bacteriológico (sangre y / o pus ) se llevó a cabo en 65 pacientes . De éstos, el 46% de los casos fueron monomicrobial , mientras que el 43 % no mostró ningún crecimiento en cultivo y el 11% eran poli microbiana en la naturaleza . Los más comúnes organismos cultivados fueron Escherichiacoli ( 20 % ) y Staphylococcus aureus ( 20 % ) seguido por Klebsiellapneumoniae ( 11 % ) .

En el grupo tratado sólo con antibióticos, la media duración de la estancia hospitalaria fue de 13.71 días (DE: 9.08 ), con una tasa de supervivencia de 85.71 %. Dos pacientes de este grupo sucumbido a la sepsis. Los pacientes de los grupos II y III tuvimos una estancia hospitalaria media de 11.42 y 15.58 días, respectivamente. Las tasas de supervivencia entre los grupos II y III fueron 94.73 % y 95.24 % , respectivamente , de los dos pacientes en el grupo de esplenectomía , que murieron , uno sucumbió a la sepsis continua y la otra para neumonía postoperatoria  .

Las complicaciones relacionadas con el sistema respiratorio ( 39,7 % ) fueron más comunes seguidos por sepsis ( 10.95 % ) , la herida infectada ( 4.10 % ) , íleo paralítico ( 2.73 % ) , trombosis venosa profunda ( 4.10 % ) y la meningitis ( 1.36 % ) . Cinco ( 6.84 % ) de los pacientes tenido múltiples complicaciones . De los 73 pacientes, 46 ( 63.01 % ) tenido al menos una complicación. De los 29 pacientes que presentaron complicaciones pulmonares, 23 ( 79.31 % ) pertenecían al Grupo III . La mitad de los casos ( 4 ) de la septicemia fue de Grupo I y dos casos cada uno de los otros dos grupos.

Discusión

Un absceso esplénico, aunque poco frecuente, ha sido cada vez más diagnosticado. Las razones que se incrementan el número de pacientes inmunocomprometidos y mejores técnicas de imagen.

El bazo tiene un papel vital en la función inmunológica, por lo que pacientes esplenectomizados tienen una mayor incidencia de infecciones y la morbilidad post-operatorio. Aunque los abscesos esplénicos son actualmente gestionado principalmente por el drenaje percutáneo, esplenectomía todavía tiene un papel importante que desempeñar.

En este estudio, la edad media de los pacientes fue de 34.98 años y era considerablemente más baja que la reportada en otros estudios. Esto podría atribuirse a un mejor acceso a las técnicas radiológicas y de salud en la región. No hubo diferencia significativa en términos de la datos demográficos entre los tres grupos de tratamiento .La causa de abscesos esplénicos es a menudo debido a contaminación hematógena. La creciente prevalencia de la diabetes mellitus, el VIH / SIDA y hepatopatías , predisponen a la los pacientes a los abscesos esplénicos . En este estudio, 12 de los 73 los pacientes fueron infectados por el VIH . En todos estos pacientes, se detectaron abscesos esplénicos  múltiples. Aunque tres de estos pacientes murieron, el papel pronóstico del VIH no se pueden determinar . Estos pacientes presentan generalmente la tríada clínica de la fiebre, dolor abdominal, náuseas y vómitos junto con un bazo palpable en el examen . La sangre examen revela leucocitosis y VSG elevada , aunque estos no son fiables en pacientes inmunosuprimidos . Los hallazgos clínicos y los resultados de los exámenes de sangre fueron similares en todos los tres grupos . Las bacterias suelen ser los agentes patógenos que representan para los abscesos esplénicos. En raras ocasiones, los hongos y los protozoos son encontrados , especialmente en los pacientes inmunodeprimidos .

La ecografía y la tomografía computarizada del abdomen fueron la principal modalidades radiológicas utilizadas en el diagnóstico. El estudio de diagnóstico de  preferencia es un examen abdominal por tomografía computarizada.

Las tomografías computarizadas pueden caracterizar el contenido de la cavidad del absceso y también revelan la uni / multilocularidad de los abscesos . Además , la ubicación de absceso , la relación de bazo a otras estructuras viscerales es delineado , lo que ayuda en la planificación de un drenaje percutáneo. El ultrasonido tiene una precisión comparable en la detección de abscesos esplénicos . En este estudio , 28 pacientes se sometió a la TC , 34 fueron sometidos a examen por ultrasonido, y 13 pacientes fueron sometidos a ambos. No hubo efecto significativo de diferencia entre las dos modalidades en términos de detección de los abscesos esplénicos y la naturaleza  uni / multilocularidad de la misma . En la prueba radiológica , la enfermedad del parénquima hepático ( 18 % ) seguido de derrame pleural , linfadenopatía abdominal y pancreatitis fuera el más común incidentales resultados observados.

Catorce pacientes fueron tratados con antibióticos solos, 19 con drenaje percutáneo y 42 con esplenectomía .

Drenaje percutáneo es generalmente el tratamiento de elección modalidad en abscesos uniloculares o bilocular y también cuando el contenido aparece subjetivamente lo suficientemente delgada como para ser drenado.

Se prefiere el tratamiento quirúrgico de más de dos abscesos . La ubicación del absceso también es importante , con drenaje percutáneo siendo preferido para  abscesos situados periféricamente. También se prefiere en pacientes que están estado crítico o no son aptos para la anestesia general. Las otras ventajas de procedimientos de drenaje son la ausencia de derrame abdominal , menores costos , una mejor aceptación y la prevención de la riesgos operativos . Las contraindicaciones relativas para drenaje percutáneo incluye abscesos múltiples o septados, anatómicamente abscesos inaccesibles, coagulopatías , ascitis o enfermedades asociadas que requieren procedimientos quirúrgicos La introducción de los estos catéteres se asocia generalmente con la  salida espontánea del pus . Complicaciones asociado con drenaje percutáneo de abscesos esplénicos incluye hemorragia , septicemia y lesiones a otra órganos abdominales , empiema , neumotórax y la fístula .

En este estudio, las complicaciones asociadas con drenaje percutáneo fueron infección pulmonar ( 5/19 ), la septicemia (2/ 19) y la trombosis venosa profunda ( 1/19 ) . No hubo ningún caso de lesión de órganos adyacentes o neumotórax durante la inserción .

La esplenectomía ha sido el más eficaz y definitivo procedimiento para la gestión de abscesos esplénicos . La mayoría de los estudios reportan las tasas de mortalidad de 0 % a 20 % durante la esplenectomía abierta para los abscesos esplénicos

Aunque la mayor  las tasas de morbilidad se asocian con este procedimiento, se  sigue siendo la única opción viable de tratamiento, especialmente para el drenaje, así como para los abscesos recurrentes. De los 42 los pacientes que fueron sometidos a esplenectomía, la tasa de mortalidad  fue 4.76% y complicaciones en 78.57% de  ellos. Las complicaciones frecuentes fueron infección pulmonar  (23/42), infección de la herida (3/42), la septicemia (2/42),  íleo paralítico (2/42) y la trombosis venosa profunda (2/42).

Varias complicaciones se observaron en el 11,9% de estos pacientes. La duración de la estancia hospitalaria fue de 15,58 días, que  fue considerablemente más largo en comparación con 13,71 días en la  grupo de antibióticos y 11,42 días en el drenaje percutáneo  grupo, respectivamente.

Comentario:

Es de señalarse que esta patología de  abscesos esplénicos aunque  es poco  común, es una  entidad   agresiva  que requiere pronto diagnostico y al mismo tiempo  eficaz para asi  darle tratamiento adecuado,   ya sea por drenaje percutáneo o por  esplenectomía,  el tratamiento cualquiera que sea  acarrea  complicaciones y riesgos,  aun  sin tener en cuenta las  patologías agregadas crónicas,  y  es de mencionarse  que las complicaciones  presentadas  por cualquiera de los dos métodos de tratamiento pueden  causar la muerte del paciente. Y aunque en este estudio se   marcaron grupos en base al tratamiento, los resultados  del mismo  se basan en el tipo de absceso y su localización para  así decidir  el más  adecuado.

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?