Hidropesía fetal no inmune

1

La hidropesía es una acumulación anormal de líquidos provocando edema en los tejidos blandos y en las cavidades, donde podría provocar derrame pleural, pericardico o ascitis.

La mayoría de las veces es no inmunológico, es por anticuerpos circulantes dirigidos a antígenos eritrocitarios, es decir de otro origen.

Se presenta el caso de un neonato, madre de 23 años con Rh negativo pero con previas inmunizaciones en sus dos embarazos anteriores, que evolucionaron con normalidad.  La madre presento anemia severa, además de eclampsia, así que se decide dar esquema completo de maduración pulmonar fetal para poder practicar una cesárea. Se recibió un producto femenino con peso de 2.620 gramos, con 32 semanas de gestación. Se tuvo que intubar con cánula endo traqueal, placenta pequeña y liquido amniótico meconial.

A la exploración física se encuentra un neonato pálido, edema generalizado, dismorfias menores, tórax ventilado con dificultad respiratoria moderada, soplo sistólico, abdomen globoso, genitales externos con una gran cantidad de edema, así como godete positivo en extremidades. Este paciente tuvo una buena evolución a pesar de que la madre nunca tuvo control prenatal.

Cuando las pacientes se realizan sus ultrasonidos obstétricos este tipo de alteración se puede detectar desde la semana 13 de gestación y hasta se puede  establecer la etiología en un 50%.

Los hallazgos en feto durante la ecografía: anasarca, derrame seroso, edema de cordón umbilical y placenta y se puede acompañar de polihidramnios. Esta sigue siendo la mejor técnica para poder diagnosticarlo de manera neonatal. Esto es importante para considerar en el nacimiento que el neonato cuente con equipo de especialistas necesarios para su reanimación pulmonar, y después de esto realizar una toracocentesis o paracentesis abdominal y poder colocar catéteres umbilicales para ayudar al monitoreo.

Anteriormente tenía una alta mortadilidad, de entre un 50 a 90% ahora con los avances del cuidado neonatal se he podido reducir hasta un 40%,.

Las causas más comunes de este padecimiento son anemia crónica grave in utero, falla cardiaca, hipoproteinemia, enfermedad renal, hepatitis congénita, infección intrauterina, o cromosomopatías

 

Comentario:

No es una patología muy común en nuestro medio, pero el método de diagnostico es la ecografía, que es lo nos compete a nosotros como médicos revisar. Es una enfermedad que puede ser tratada con mucho éxito siempre y cuando se conozca desde antes del nacimiento, para así preparar lo necesario para poder ayudar a sobrevivir al neonato. También podemos conocer la causa por este método de estudio o ayudarnos a encontrarla para mejorar el tratamiento.

Existen muchos otros métodos de imagen que nos podrían ayudar pero ninguno es tan inocuo y económico como una ecografía, no expone al feto a radiación y no se han visto alteraciones de ningún tipo cuando es utilizada. Por eso se debe de revisar todo con mínimo detalle para no pasar por alto ningún dato importante.