Skip links

Hígado graso no alcohólico

El hígado graso no alcohólico debe considerarse enzimas hepáticas anormales, con exclusión de alcoholismo como causa de las mismas, se acompaña de características del síndrome metabólico. En este aumento la TGP rara vez excede tres veces su valor normal; las concentraciones normales de esta enzima no excluye la esteatohepatítis no alcohólica. Esta patología la pueden tener también pacientes con transaminasas normales, para determinar el hígado graso no alcohólico mediante la determinación de las transaminasas se debe usar el índice TGP/TGO, donde la segunda es mayor.

La GGT suele estar aumentada en menos de 50% de los casos la elevación de esta enzima en pacientes con enfermedad hepática crónica se asocia con daño de los conductos hepáticos u fibrosis.

Desafortunadamente mientras no contemos con otro estudio para estudiar ala población las enzimas hepáticas seguirán siendo un parámetro más apropiado de estimación.

Las pruebas C de aliento distinguen a la población con base en la recuperación de CO2 posterior a la ingestión del sustrato marcado con carbono, se utiliza para vigilar la progresión o evaluar la efectividad de los fármacos. Las concentraciones de ferritina sérica parecen estar relacionadas con resistencia ala insulina y daño hepático, más que representar depósitos hepáticos de hierro.

La transferrina es sintetizada en el hígado, lo que explica su disminución en caso de insuficiencia hepática. En esta enfermedad se encuentran auto anticuerpos no específicos de los órganos en 33% de los casos, con anticuerpos antinucleares asociados con resistencia a la insulina más grave y enfermedad avanzada.

Los casos con anticuerpos antinucleares positivos tuvieron resistencia a la insulina significativamente mayor que los negativos, mientras que los que resultaron positivos para anticuerpos antimúsculo liso tuvieron mayor concentración de gammaglobulina y menor resistencia a la insulina.

El ácido hialurónico es un componente de la matriz extracelular sintetizado por las células mesenquimatosas y degradado dentro de las células endoteliales hepáticas, sus concentraciones se elevan en caso de fibrosis que resulta de enfermedad alcohólica, biliar y viral, así como sarcoidosis insuficiencia renal e inflamación de tejido conectivo. El mejor valor de cohorte para el ácido hialurónico es  de 43ng/ml que otorga un valor pronostico de 92% y certeza diagnostica para detectar fibrosis grave del 78%. Y así se detallan muchos estudios mas de laboratorio para el diagnostico de esta patología sin embargo me enfocare en el diagnostico por imagen.

ESTUDIOS DE IMAGEN

Las tres modalidades principales son: el ultrasonido, la tomografía (TAC), y la resonancia magnética (RM), pero ninguna distingue entre esteatosis simple y esteatosis no alcohólica.

Ultrasonido

Es la modalidad de elección para la determinación cualitativa de esteatosis, pero de cierta forma es subjetiva, sólo detecta infiltración grasa de moderada a grave.

  • Ecotextura: La esteatosis se observa como incremento de ecogenicidad en ecos muy finos y condensados, con apariencia de “hígado brillante”.
  • Aumento de la atenuación: a mayor atenuación mayor dificultad de penetrar el hígado, lo que causa oscurecimiento posterior y pérdida de la definición del diafragma, (lo que también resulta en un riñón relativamente hipoecóico), sin embargo no es un signo confiable.
  • Vasos hepáticos; disminuye la visualización de las venas porta y hepáticas, dando lugar a una apariencia blanda o sin características del hígado, por la compresión del parénquima lleno de grasa, estos hallazgos hacen difícil la diferenciación entre esteatosis hepática difusa y otras enfermedades parenquimatosas difusas.

Artículo escrito por la Dra. Karla Amador

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?