La circulación feto-placentaria

La circulación feto-placentaria representa una intercomunicación compleja entre diferentes grupos de resistencias vasculares, cada una con características diferentes a lo largo de todo el embarazo. Para que haya un adecuado crecimiento fetal se requiere de una irrigación placentaria adecuada la cual resulta de variabilidades constantes entre las resistencias vasculares, la velocidad de flujo y la frecuencia cardíaca.

Son muy pocos los estudios que se encargan de describir un patrón adecuado entre el crecimiento fetal y la circulación intestinal; por otra parte, aparentemente solo hay un estudio que compara 3 tipos de circulaciones (placentaria, cerebral y esplácnica) en fetos con restricción del crecimiento. En este caso se decidió evaluar la relación entre las tres circulaciones como una sola unidad en fetos con adecuado crecimiento e identificar rangos de referencia que se podrán utilizar para la evaluación de los fetos con restricción del crecimiento intrauterino (RCIU).

En un estudio transversal prospectivo, a fetos con adecuado crecimiento intrauterino entre las semanas 19 a 38 de gestación se les midieron los índices Doppler de flujo sanguíneo de pulsatilidad en la arteria mesentérica superior, la arteria cerebral media y la arteria umbilical. Los mismos parámetros medidos previamente fueron evaluados en fetos con restricción del crecimiento intrauterino y se analizaron como dos grupos: 1. Sin escaso flujo cerebral, definido como un índice entre arteria umbilical/arteria cerebral media menor de 1; y 2. Con escaso efecto cerebral definido con un índice entre arteria umbilical/arteria cerebral media mayor de 1.

Un total de 262 fetos con un adecuado crecimiento intrauterino fueron evaluados y medidos los índices Doppler de flujo pulsatilidad de la arteria mesentérica superior; 196 fueron simultáneamente examinados  en los valores de pulsatilidad de la arteria umbilical y la cerebral media. 43 fetos con restricción del crecimiento intrauterino fueron evaluados de manera similar al grupo previamente mencionado. En los casos de fetos con adecuado crecimiento intrauterino los índices medidos de la circulación intestinal y cerebral aumentaban globalmente conforme el embarazo evolucionaba resultando casi en una constante la relación entre la arteria mesentérica superior y la arteria cerebral media. Los fetos con restricción del crecimiento intrauterino tuvieron índices de pulsatilidad Doppler de la arteria mesentérica superior mucho menores al compararlos con los fetos con adecuado crecimiento, el cual resulto más pronunciado en aquellos casos del grupo dos que los del grupo uno (Z=-0.97 y -0.53 respectivamente, p menor de 0.0001). El índice entre la arteria cerebral media/arteria mesentérica superior en los fetos con adecuado crecimiento intrauterino que en aquellos con restricción del crecimiento del grupo 2.

Con esto se concluye que el escaso  flujo sanguíneo de la arteria mesentérica superior es evidente en aquellos embarazos que muestran productos con restricción del crecimiento intrauterino. Esta reacción puede ser evaluada para así poder conocer más a fondo el grado de severidad de la restricción del crecimiento.

Artículo escrito por el Dr. Oscar Retama Baldivia

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com