Parámetros ecográficos específicos de la vesícula biliar en pacientes con colecistitis aguda.

Se efectúo un Estudio descriptivo transversal de 201 pacientes con colecistitis aguda, diagnosticados en el servicio de Imagenología del Hospital Provincial clínico-quirúrgico docente «Saturnino Lora» de Santiago de Cuba. Desde enero del 2009 hasta junio del 2010.
Entre los principales resultados sobresalió que la alteración fue más frecuente en mujeres, mestizos y personas de 60 y más años. La vesícula dilatada, el edema y aumento del grosor de su pared, así como la presencia de litiasis proyectada hacia el cuello vesicular, revelaron ser los parámetros ecográficos predominantes en la casuística, de donde se infirió la través de la ecografía pudo confirmarse el diagnóstico y definirse las complicaciones ese tipo de inflamación.

La colecistitis aguda es la afección característica de las vías biliares y constituye la complicación más frecuente de la colecistitis crónica; dada la versatilidad de sus síntomas, procedentes por el dolor, es considerada el principal factor causal de abdomen agudo, especialmente en mujeres de edad avanzada, superada sólo por la apendicitis aguda.
El diagnóstico certero para este padecimiento es la ecografía. Los criterios a con ecográficos de la colecistitis aguda están bien establecidos: grosor de la pared vesicular igual o mayor de 4mm, presencia de edema de la pared vesicular, litiasis intravesícular proyectada en el cuello, tamaño superior a 100X60mm, líquido periventricular, colédoco dilatado y bilis de estasis. Métodos
Se efectúo un estudio descriptivo transversal de 201 pacientes con colecistitis aguda. Los datos se obtuvieron de las historias clínicas. Se confeccionó un cuestionario que recogía las principales variables sociodemográfico (grupos de edades, sexo y raza) y las características ecográficas de los órganos de interés para los investigadores.
Se estableció la correlación entre los diagnósticos ecográficos y operatorios. Se utilizó el porcentaje como medida resumen y los números absolutos para datos cuantitativos.

Resultados
La mayoría de los pacientes con colecistitis aguda 140(69%) Tenían la vesícula dilatada, con diámetros superiores a 10cm; en 56 era normal (27%) y en 5, pequeña (2.5%).

En 176 casos (86%) El grosor de la pared era igual o mayor a 4mm, de los cuales 171 (99%) Presentaron, además edema de la pared, lo que demuestra una asociación entre ambos.La litiasis se observó en 173 pacientes (86%) y sólo en 28(14%) no se visualizo. 158 de los afectados ésta se proyectaba hacia el cuello vesicular. De los 10 pacientes con dilatación de colédoco, en 9 se detectó litiasis coledociana mediante ecografía (90%) para una asociación directa entre ambos elementos; sólo uno de ellos no la presento (10%). En cuanto a la correlación entre los diagnósticos ecográficos y operatorios o sea yo el incremento porcentual de los establecidos respecto a los brindados por las imágenes ecográficas en todos los casos, pero marcadamente en la confirmación del piocolecisto y la perforación vesicular.

Discusión
Estos estudios se destaca el valor de la ecografía para diagnosticar la colecistitis aguda, ya que permite medir los diámetros vesicular es con alto grado de confiabilidad; al respecto consideran que el diámetro longitudinal debe medirse en corte sagital y el transverso y al anteroposterior, en corte corona. Valls et al Plantea que si la vesícula es mayor a 10 cm de largo y seis de ancho, y esta no varía con la comida grasa u otro estímulo fisiológico, puede considerarse como una vesícula agrandada o dilatada.Se estima que la vesícula dilatada, indiscutiblemente sugieren la existencia de una cole cistitis aguda, como lo ocurrió en este caso.En la ecografía es importante obtener datos como el espesor de la pared vesicular, constitución de esta, existencia de edema y grado de inflamación, estos aspectos son son sumamente importantes para el cirujano en la intervención quirúrgica de urgencia.
Estudios afines se plantea que en la colecistitis aguda la pared vesicular con valores mayores a 4mm, asociados al edema y a la dilatación donde esta, existen riesgos de otras complicaciones.Al respecto se afirma que los procesos inflamatorios de la pared vesicular se asocia frecuentemente a litiasis y que su engrosamiento difuso se puede demostrar mediante ecografía, tanto en coletiasis aguda como en la crónica.
Es altamente difundido el hecho de que la fisiopatología de la cole cistitis aguda la litiasis es responsable de 95% de los casos, en los cuales se destaca, además la frecuente localización en el cuello vesicular, lo cual obstruye el libre drenaje de bilis y, por consiguiente desencadena uno de los mecanismos fisiológicos de instalación del cuadro clínico.
La ecografía diagnóstica en la etapa preparatoria brinda información sobre el estado de las vías biliares y la presencia de coledocolitiasis, parámetros capaces de convertir la intervención por vía laparoscópica en cirugía abierta.
A juicio de los autores, en estos casos la cirugía proporcionan evidencias diagnósticas más precisas que permiten confirmar con detalle las alteraciones producidas en la pieza anatómica del paciente vivo.Por otra parte, debido a la urgencia en cuanto a los signos y síntomas, los pacientes frecuentemente no están en ayunas, que es la preparación que se necesita para lograr una buena represión por bilis de la vesícula y definir así, con nitidez, sus características; de esta manera también se evita la superposición de gases.
Cuando se trata de un paciente obeso, la superposición de panículo adiposo, conocido como » enemigo del ultrasonido», presta precisión al examen. Este proceder es operador dependiente, es decir la experiencia, la destreza y la habilidad del ecografista desempeñan una función primordial en el resultado final de este medio de diagnóstico.
Diversos autores consideran a la ecografía 98% de confiabilidad y refieren que no sólo es útil para diagnosticar la enfermedad vesicular aguda, litiasis y dilatación de las vías biliares, sino también sus complicaciones, pues al mostrar presencia de cálculos en el colédoco, vesícula exploró trófica y en plaza tronada, perforada, piocolecístico, entre otras, permite disminuir el riesgo para la vida de los pacientes.
De lo expresado anteriormente, se concluye que el sexo femenino, los mestizos y las personas de 60 y más años, constituyeron las características socio demográficas de mayor relevancia en los pacientes con colecistitis aguda.
La ecografía tuvo mayor importancia diagnosticada en el caso de la vesícula escleroatrófica y de la litiasis coledociana; sin embargo, mostró tener menor precisión para la confirmación de piocolecistico y la perforación vesicular, de manera que se recomienda brindar un informe ecográfico que detalle, lo mejor posible las características de la vesícula y de las vías billares en los pacientes con colecistitis aguda, a fin de proporcionarle a los cirujanos los datos que les permita tomar conductas adecuadas para el tratamiento de los afectados. COMENTARIO:En nuestra práctica clínica se tienen que tomar en cuenta que el sexo femenino, y las personas de 60 años o más, presentan una mayor relevancia  para desarrollar colecistitis. Así como tomar en cuenta que existen datos ultrasonográficos indispensables para diagnosticar,  oportunamente una colecistitis aguda; no sólo la litiasis vesicular; sino la dilatación de la vesícula con diámetros superiores a los 10cm, el grosor de la pared vesicular mayor a 4mm y la relación de la dilatación del colédoco en un 90% confirman el diagnostico. La localización con predominancia del 91.3% en cuello. Es importante tomar en cuenta todos estos datos para prevenir las complicaciones ya que se encontró hasta en un 20% vesícula escleroatrófica, plastrón vesicular en un 28%, litiasis colédocociana 23%, piocolecisto en un 75% y la perforación vesícula en un 40%. En esta la ecografía tuvo menor precisión para la confirmación del piocolecisto en la perforación vesicular.

Artículo escrito por la Dra.  Andario Pérez Ana Magdalena

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com