Skip links

Patología nefrourologica: actualización en el diagnostico y manejo

17

Son de las más comunes, pueden llegar a afectar de 1 a 250 fetos. La ventaja que nos ofrece el ultrasonido es el diagnostico prenatal. De qué manera nos podemos orientar, en primer lugar valorar el liquido amniótico, checar la vejiga si está ausente o hay megavejiga, si se encuentran alteraciones hay que checar con  un estudio ecográfico detallado en busca de alguna anomalía. En todo caso se puede pedir un cariotipo, si se indico.

 se describen a continuación las anomalías más comunes:

  • Agenesia renal: si es bilateral, es incompatible con la vida, generalmente en sexo masculino. Los criterios ecográficos son oligohidramnios y no se observan riñones ni vejiga, el diagnostico se hace en la semana 17, antes se puede confundir las suprarrenales con algún riñón hipoplasico. Cuando es unilateral, puede haber compensación por parte del otro riñón. Hay que revisar por que un 8% pueden presentar algún síndrome.
  • Riñón Displasico Multiquistico: hay atresia ureteral, generalmente es unilateral, cerca de un 20-50% de los casos también presentan anomalías en el riñón contra lateral. En la ecografía vemos una masa abdominal con múltiples quistes y no se observa la pelvis renal. Contorno irregular en el riñón y aumentado de tamaño.  Hay que saber diferenciar de la hidronefrosis. Se debe de revisar las malformaciones extrarrenales.  En el manejo post natal solo se les da seguimiento por riesgo a malignidad.
  • Displasia renal obstructiva: puede ser por un desarrollo anormal de la yema ureteral que impide la formación de nefronas, otra teoría es el por el reflujo de orina que daña el desarrollo de las nefronas. Los riñones en la ecografía prenatal suelen ser  grandes e hiperrefringentes, con quistes en la corteza. Cuando no es tan severa puede requerir diálisis o si lo es, pueden morir por hipoplasia pulmonar.
  • Poliquistosis renal autosómico recesiva: hay una dilatación no obstructiva de los túbulos colectores renales y una malformación ductal en el hígado que conduce a una fibrosis. En la ecografía vemos los riñones aumentados de tamaño y con pérdida de la diferenciación corticomedular. El pronóstico es malo con una mortalidad del 30%.
  • Poliquistosis renal autosómico dominante: quistes focales en todos los segmentos de la nefronas. Riñones de tamaño normal o aumentado, quistes de tamaño variable en la radiografía. El pronóstico es bueno, se manifiesta hasta la tercera o cuarta década de la vida.
  • Hidronefrosis: dilatación de la pelvis renal y/o cálices renales. Para hacer el diagnostico prenatal podemos utilizar el diámetro anteroposterior de la pelvis renal en un diámetro transverso. La hidronefrosis moderada o severa que es diagnosticada en el último trimestre deben de ser controladas en un centro especializado.
  • Obstrucción del tracto urinario inferior: son un grupo de anomalías que obstruyen la uretra, tiene una mortalidad del 45% por falla renal y pulmonar. El diagnostico se hace antes de la semana 20 de gestación, y se presenta vejiga aumentada, uretra proximal dilatada, hidronefrosis y oligoamnios. En estos pacientes se recomienda el cariotipo fetal.

Comentario:

Ya que este tipo de anomalías representan un alto grado de mortalidad y son frecuentes en nuestro medio, es nuestro deber conocer al respecto para poder revisar bien los riñones a los fetos que se les esta practicando una ecografía. En este artículo nos muestran las  más comunes, junto con lo que podríamos encontrar a la hora de  realizar el examen, siempre tenemos que revisar muy bien el tracto genitourinario completo, y checar el funcionamiento de vejiga por medio del líquido amniótico, ya que estos son factores predisponentes a la hora de hacer un pronóstico. Por eso se recomienda un estudio ordenado y en cierta forma metódico, donde siempre llevemos un orden.

× ¿Cómo puedo ayudarte?