Skip links

Protocolo de exploración del Páncreas y Bazo

La evolución del páncreas habitualmente se realiza como parte de la exploración ecográfica del abdomen superior y especialmente junto a la evaluación del sistema biliar. Como la distensión optima de la vesícula biliar precisa de ayunas, tradicionalmente la exploración ecográfica del páncreas se realiza después de un ayuno mínimo de seis horas. Teóricamente las ayunas también disminuyen las distensión gaseosa del tubo digestivo superior, sin embargo, en algunos pacientes parece ser posible la evaluación solo del páncreas en el estado post-ayunas.

Hay dos factores principales de impiden la visualización óptima del páncreas: la grasa y el gas digestivo interpuesto. Como el páncreas retroperitoneal, es una estructura profunda en pacientes de mayor volumen y plantea una dificultad técnica particular porque está cubierto por el tracto digestivo lleno de gas. Los principios técnicos que se utilizan para la exploración  del páncreas incluyen los siguientes:

Colocar la zona de interés de la zona focal del transductor.

Alterar la posición del paciente de modo que incluya las posiciones en bipedestación, decúbito supino, las dos proyecciones oblicuas, las dos proyecciones de decúbito lateral e incluso la posición en decúbito prono, para desplazar las estructuras que contienen gas o para transferir el gas a otra parte del tubo digestivo. La posición en bipedestación separa el estómago o el colon lleno de aire del páncreas y hace que el hígado se desplace hacia abajo sobre el páncreas, convirtiéndose en una ventana acústica. La posición en bipedestación parece ser más eficaz si se utiliza al comienzo de la exploración por que la aerofagia que produce las inspiraciones profundas durante la exploración puede llenar de gas el estómago.

Además, pueden ser útiles los mecanismos respiratorios, que incluyen pausas en inspiración y espiración y maniobra de valsalva. Se puede facilitar la diferenciación de una masa pancreática de una lesión que se origina en las estructuras circundantes evaluando la movilidad de la masa en relación con estas estructuras durante la respiración. La movilidad del páncreas no están grande como la de las estructuras intraperitoneales.

Por último, el aumento de la distensión del estómago con líquido puede ayudar a visualizar el páncreas cuando hay una gran cantidad de aire interpuesto y cuando la posición en bipedestación no ha permitido mostrar el páncreas.

Bazo

El Bazo es un órgano intraperitoneal en íntima relación con el riñón izquierdo y localizado justamente por debajo del hemidiafragma izquierdo. Para su optima visualización en general hay que recurrir a la vía intercostal por lo que dificultara la imagen la sombra de las costillas.

El Bazo se encuentra localizado entre el hemidiafragma izquierdo y el estómago, habitualmente entre la octava y la undécima costilla. Caudal y en íntima relación con el borde inferior del bazo se encuentra el riñón izquierdo y entre ambos el receso espleno–‐ renal.

El tamaño del bazo se puede calcular de forma volumétrica. Sin embargo, lo más sencillo y habitual es la medición longitudinal del mismo pasando por el hilio. Se considera esplenomegalia cuando el eje longitudinal del bazo mide más de 12 cm y el eje transversal más de 5–‐6 cm. También se consideran patológicos, bazos de un tamaño inferior a 6–‐7 cm en su eje longitudinal.

Para la exploración del bazo utilizaremos una sondaconvex de baja frecuencia(2,5–‐5 MHz). Colocaremos el transductor tal y como explicamos para la visualización del receso espleno–‐renal

No se requiere ninguna preparación especial. La Ecogenicidad del bazo es homogénea, similar a la del hígado o discretamente inferior. Cuando no se pueda localizar el bazo en la posición normal de la exploración abdominal se colocara al paciente levemente en decúbito lateral derecho. Para mejorar la visión puede ser útil realizar una inspiración profunda y mantenida para hacer descender el bazo y evitar en lo posible la sombra de las costillas. Por detrás del bazo, en posición craneal, se puede visualizar una línea hiperecoica que corresponde al diafragma. Cuando existe esplenomegalia es mucho más fácil la visualización ecográfica del bazo.

Artículo escrito por Alexis Pérez Alvarez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?