Relación entre los hallazgos ecográficos, laparoscópicos e histológicos en pacientes con esteatosis hepática no alcohólica

La esteatosis hepática no alcohólica (EHNA) abarca un espectro de condiciones patológicas que van desde la esteatosis simple hasta la esteatohepatitis no alcohólica y la cirrosis.

En Estados Unidos, la esteatohepatitis ya es la primera causa de trasplante de hígado; de ahí la importancia de poder establecer el diagnóstico con antelación, identificar el grupo poblacional de riesgo y tratarlos adecuadamente.

Se realizó un estudio  de 34 pacientes con esteatosis hepática no alcohólica,

Según algunos factores clínico epidemiológicos y diagnósticos seleccionados, además de estimar la magnitud de la relación entre los hallazgos ecográficos, laparoscópicos y anatomopatológicos de los afectados. Se evidenció una estrecha relación de esta hepatopatía con el sobrepeso, la dislipidemia y la diabetes mellitus, así como una adecuada relación entre las alteraciones hísticas correspondientes a hígado graso no alcohólico con los hallazgos ecográficos y laparoscópicos.

Se realizó una ecografía de diagnóstico, que permitió clasificar la enfermedad en:

– Normal: tejido hepático ligeramente más ecogénico que el riñón.

– Ligero: aumento de la ecogenicidad hepática en comparación con el riñón derecho.

– Moderada: aumento de la ecogenicidad hepática, ligeramente mayor que el bazo.

– Grave: ecogenicidad hepática igual o ligeramente mayor a la del panículo adiposo abdominal pinzado entre 2 dedos.

 Diagnóstico laparoscópico

Se estableció mediante la técnica de la Escuela Cubana de Endoscopia, que fundamenta:

Su clasificación en el color del hígado

– Normal: rojo pardo (vino).

– Esteatosis ligera: rojo pardo con tinte anaranjado.

– Esteatosis moderada: rojo anaranjado con moteado amarillento más acentuado en forma de fondo.

– Esteatosis grave: rojo amarillento (fondo intensamente amarillento).

  VARIEDAD HISTOMORFOLÓGICA

Dependiendo del grado de esteatosis, se determinó en:

– Ligera: Hasta 33 % de hepatocitos afectados.

– Moderada: Entre 33 y 66 % de hepatocitos afectados.

– Grave: Más de 66 % de los hepatocitos afectados.

Por otra parte, se estableció la concordancia entre los resultados

Los pacientes con Hígado Graso No Alcohólico, presentan un incremento en la mortalidad por enfermedad coronaria aterosclerótica, siendo la misma, la segunda causa más frecuente de muerte en los pacientes con HGNA.

Una vez que se establece la esteatosis hepática, el HGNA puede evolucionar a una Estrato-Hepatitis No Alcohólica (EHNA), aproximadamente en el 10-25 % de los casos y finalmente a la cirrosis.

Los pacientes con HGNA incluso sin Síndrome Metabólico, presentan alto riesgo de aterosclerosis.

Se ha incrementado en la actualidad, por el aumento de la obesidad y la Diabetes tipo 2, causando aumento en la morbilidad y mortalidad relacionada con el hígado. Puede ser debida a numerosas causas, pero la inmensa mayoría, ocurre en obesos o se presenta con los otros componentes del Síndrome Metabólico. (Hipertensión, dislipidemia, diabetes mellitus tipo 2.

Factores como el estrés oxidativo y el proceso inflamatorio crónico (Producido por adipoquinas inflamatorias), pueden promover el daño hepatocelular, inflamación y enfermedad progresiva hepática. La predicción de este progreso, Se ha relacionado con los niveles eleva dos de triglicéridos y de aminotransferasas.

Artículo escrito por el Dr Jahziel Eliu Fernández García

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com


Llamar ahora