Skip links

Ultrasonografía de mama

La ultrasonografía (US) mamaria es el método de imagen más utilizado, además de la mamografía para la evaluación de lesiones del seno, justificado en su bajo costo, fácil acceso por parte de las mujeres que lo requieren, ausencia de radiación ionizante y por su capacidad para diferenciar lesiones quísticas de sólidas. Adicionalmente evalúa de manera precisa el tejido celular subcutáneo y las axilas, lo que permite detectar otras patologías como quistes sebáceos, ganglios o abscesos. Las indicaciones actuales son evaluación inicial de lesiones palpables en mujeres menores de 30 años, caracterización de lesiones quísticas, identificación y caracterización de anomalías mamográficas palpables y no palpables en mujeres mayores, como guía en procedimientos intervencionistas, evaluación de problemas asociados a los implantes mamarios, evaluación del seno en mujeres embarazadas. Sus principales limitantes son la falta de reproducibilidad de los hallazgos en los diversos estudios, hallazgos incidentales, alta tasa de falsos positivos y su alta dependencia del operador.

El objetivo de este artículo es revisar las indicaciones de la US mamaria, la clasificación de las lesiones y las recomendaciones de acuerdo a estos hallazgos.

 Introducción

La ultrasomografía (US) mamaria en la actualidad es el método imagenológico más importante adjunto a la mamografía para la evaluación diagnóstica del seno. Entre sus características más favorables se encuentran la accesibilidad, bajo precio y ausencia de radiación ionizante. El uso de la US mamaria se remonta desde el año 1951 con Wild y Neal, quienes iniciaron sus primeras aplicaciones.

Así como la mamografía puede ser usada como examen diagnóstico o de tamizaje, el propósito general de la US es lograr un diagnóstico más específico, ya sea de una lesión típicamente benigna previniendo biopsias innecesarias; para el diagnóstico de una lesión inespecífica o con características de malignidad; para evaluar lesiones benignas sintomáticas o como guía para obtener muestras de tejido para estudio histológico. Otra ventaja de la US se basa en la posibilidad de evaluar los tejidos blandos de la piel y las regiones axilares, ampliando la capacidad diagnóstica de la misma, permitiendo detectar lesiones como quistes sebáceos o dermoides en la piel, identificar la presencia de ganglios axilares cuya morfología puede indicar o no riesgo aumentado de malignidad.

Las indicaciones actuales para la realización de la US mamaria según las guías del Colegio Americano de Radiología (ACR) son las siguientes:3

  1. Evaluación inicial de anomalías palpables en mujeres menores de 30 años.
  2. Caracterización de las lesiones quísticas.
  3. Identificación y caracterización de anomalías mamográficas palpables y no palpables en mujeres mayores.
  4. Como guía para procedimientos intervencionistas.
  5. Evaluación de problemas asociados con implantes mamarios.
  6. Evaluación del seno de las mujeres embarazadas.

Importancia de la diferenciación de las masas sólidas y quísticas

Los estudios con US mamaria han avanzado y desde los años 70, se empezó a establecer la diferencia entre la naturaleza sólida o quística de las lesiones de seno. En la década de los 80 se empezaron a realizar diversos estudios en los cuales se trataba de reportar las características más frecuentes de la patología benigna y la maligna. Sin embargo, en estudios posteriores no se pudo encontrar

una verdadera diferenciación y clasificación de las masas benignas con respecto a las malignas. Con el avance de los ecógrafos, se hizo posible que nuevos estudios se llevaran a cabo en especial el realizado por Stavros y colaboradores, el cual incluyó un número importante de lesiones sólidas a ser estudiadas.23 La descripción de las lesiones incluye características como forma, orientación, márgenes, ecogenicidad, atenuación y homogeneidad de la matriz, las cuales deben ser descritas de forma consistente y clara, de acuerdo a los parámetros que serán descritos a continuación.

Stavros y colaboradores iniciaron un patrón descriptivo, con lo que investigadoras como Ellen Mendelson sentaron las bases de la descripción de las lesiones mamarias por ecografía, posteriormente la ACR se acogió a sus indicaciones de manera transitoria con el fin de estandarizar el lenguaje utilizado en la descripción de las lesiones mamarias. Aunque se han realizado estudios con el fin de demostrar la eficacia de la ecografía mamaria como método adjunto a la mamografía, esto no ha sido comprobado científicamente, así como tampoco la validez de las características ultrasonográficas del cáncer.

Artículo escrito por el Dr. Daniel Nava García

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?