Skip links

Útero y ovarios

El útero es un órgano muscular piriforme, localizado entre la vejiga y el recto, formado por cuerpo y cuello. Diámetro de 50 mm de cuerpo y 25 mm de cérvix, con ligera variación de una nuligesta y una multípara. En el ultrasonido se debe medir del orificio cervical interno, al fondo uterino y el cérvix aparte. Se puede encontrar miomatosis uterina  si hay aumento del diámetro AP (mayor de 40 mm) diámetro normal de 35 mm (ap.). En la mujer adulta estos diámetros no deben exceder. En la mujer nuligesta los diámetros se consideran normales restando 10 mm de tal manera que el diámetro longitudinal será de 40 mm y 25 mm en sentido ap.

El endometrio ocupa el centro del útero  y representa la mucosa de la cavidad uterina  su forma es triangular  a la vista coronal (frente).

Siempre se debe tener en cuenta la posición de útero  es decir en antero flexión o retroflexión se colocara transductor en sentido  coronal o transversal.

En un estudio de histerosalpingografia se podrá apreciar la forma triangular la cavidad endometrial igual que en el corte coronal.

En el corte transversal el endometrio se ve de forma oval.

El diámetro longitudinal y AP  se obtienen a partir del corte sagital. Y el diámetro transverso  en el corte transversal o coronal y el trazo es intercornal.

Miomatosis uterina: alteración más  común, se observara aumento de las dimensiones del útero usualmente a expensas del diámetro ap, con pérdida de homogeneidad  de la ecogenicidad del uterina y en ocasiones la ondulación del contorno uterino. Dependiendo de su localización intramurales (miometrio), suberoso (superficie peritoneal del útero) o submucosos (proyección intra cavitaria).

Ovarios: son órganos ovalados ubicados a los lados del útero  generalmente a la altura de ambos cuernos uterinos y miden aproximadamente 30 mm de diámetro vertical y 20 mm de espesor, producen las células germinativas u óvulos, los folículos se desarrollan durante el ciclo menstrual, aumentan de tamaño  y sufren ruptura a la mitad del ciclo.

Para estudiar los ovarios primero se identifica el útero en un plano sagital y se ubica el haz del ultrasonido en el fondo uterino, se gira el transductor  para obtener un corte transversal o alternativamente un corte coronal hasta lograr la imagen característica de los ovarios, con ecogenicidad equivalente a la del útero, y a continuación se miden los diámetros. Estos se pueden valorar vía abdominal o de manera intracavitaria. En el primer caso con vejiga  distendida y el segundo con vejiga vacía. Dos vasos de agua media hora antes del estudio es suficiente por otra parte lo ideal es realizar con vejiga llena y vacía para comparar hallazgos.

Folículos ováricos: son quistes fisiológicos que se desarrollan durante el ciclo menstrual aumentando sus dimensiones para sufrir ruptura a la mitad del ciclo, liberando el óvulo.

Ovarios poliquisticos: una de las alteraciones más frecuentes de los ovarios, se caracteriza por la presencia de múltiples imágenes quísticas de pequeño tamaño en el parénquima ovárico, asociado a disminución de la ecogenicidad del ovario por disminución de la reflexión del haz del ultrasonido secundario a la presencia de múltiples quistes microscópicos asociados, también puede haber aumento del tamaño de los ovarios. Un ovario poliquisticos es ecolucido, con pequeños quistes parenquimatosos.

El problema del DIU: si bien la posición intracavitaria de un DIU es motivo de interconsulta, no siempre es posible determinar con precisión absoluta la ubicación  totalmente intracavitaria del DIU, esto aun con transductores intracavitarios.

Se puede recurrir a la introducción de medio de contraste en la cavidad  con la exploración radiológica correspondiente.

Artículo escrito por el Dr. Jaime Martínez

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?