Skip links

Exploración ultrasonográfica de tiroides

El transductor de alta frecuencia de 7.5 a 15 MHz ofrece mayor penetración, en caso de la glándula tiroides que es un órgano más vascularizado, y la ecografía Doppler pueden aportar información diagnóstica muy útil en algunos trastornos tiroideos.

La exploración suele realizarse con el paciente en decúbito supino y el cuello extendido. Se puede colocar una almohadilla bajo los hombros para mejorar la exposición del cuello. Hay que explorar la glándula tiroides minuciosamente en los planos transversal y longitudinal. Se puede mejorar la visualización de los polos inferiores pidiendo al paciente que trague saliva, lo que hace que la glándula ascienda momentáneamente en el cuello.  Hay que explorar toda la glándula incluyendo el istmo. También hay que ampliar la exploración lateral para abarcar la región de la arteria carótida y la vena yugular, y poder identificar las posibles linfadenopatías yugulares, superiormente para visualizar las adenopatías submandibulares, e inferior para identificar cualquier ganglio supraclavicular patológico.

La ecografía es un método que permite calcular con gran exactitud el volumen tiroideo. La medición del tamaño del volumen tiroideo puede servir para determinar el tamaño de bocio y evaluar la necesidad de cirugía, para calcular la dosis de yodo – necesaria para tratar la tirotoxicosis y para evaluar la respuesta a los tratamientos supresores. El volumen tiroideo puede calcularse a partir de los parámetros lineales o, con mayor exactitud mediante fórmulas matemáticas. De los parámetros lineales, el diámetro anteroposterior es el más exacto. Se puede considerar que la glándula esta aumentada de tamaño cuando el diámetro anteroposterior supera los 2 cm.

El método matemático más utilizado para calcular el volumen de la tiroides se basa en la fórmula de un elipsoide con un factor de corrección (longitud x anchura x grosor x 0.52 para cada lóbulo). Cuando se utiliza este medio el error medio estimado es de 15% aproximadamente.

La tiroides normal tiene un volumen medio de 18.6 +/- 4.5 ml, lo que equivale a un peso glandular de 18.6 g. Existe diferencia significativa entre el volumen de varones (19.6 +/-4.7ml) y  las mujeres (17.5 +/-4.2 ml). Generalmente el volumen tiroideo es mayor en los pacientes que viven en zonas con deficiencia de yodo y en aquellos que sufren hepatitis aguda o insuficiencia renal crónica y menor en pacientes con hepatitis crónica o que han sido tratados con tiroxina o yodo radioactivo.

El parénquima tiroideo normal tiene una ecogenicidad homogénea, media o alta que facilita relativamente la detección de lesiones focales quísticas o hipoecoicas en la mayoría de los casos. La línea delgada hiperecoica que delimita los lóbulos tiroideos corresponde a la cápsula, que a menudo puede identificarse en la ecografía. Puede calcificarse en los pacientes urémicos o con alteraciones en el metabolismo del calcio.  La arteria y la vena tiroideas superiores se localizan en el polo superior de cada lóbulo. La van tiroidea inferior se localiza en el polo inferior y la arteria tiroidea inferior discurre por detrás del tercio inferior de cada lóbulo. Las arterias tienen un diámetro de 1-2 mm mientras que las venas inferiores pueden alcanzar hasta 8 mm de diámetro. Los músculos esternohioideos y omohioideos se visualizan como bandas delgadas hiperecoicas por delante de la glándula tiroides. El músculo esternocleidomastoideo se visualiza como una banda ovalada de mayor tamaño, lateral a la glándula tiroidea. El musculo esternocleidomastoideo se visualiza como una banda ovalada de mayor tamaño, lateral a la glándula tiroidea.

Artículo escrito por la Dra. Shantal Sierra Doroteo

Inscripciones para curso

Inscripciones para Diplomado

diplomadomedico.com

× ¿Desea más información sobre este diplomado?